Última hora

Última hora

Trichet: "Hay que ir más lejos en la vía de una federación económica y presupuestaria"

Leyendo ahora:

Trichet: "Hay que ir más lejos en la vía de una federación económica y presupuestaria"

Tamaño de texto Aa Aa

El expresidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet habla con euronews sobre la crisis global y la gestión de esa crisis por parte de la eurozona. También explica cómo podrían ser reformadas las instituciones europeas para garantizar una mejor gestión de la economía y la construcción de un proyecto federal real.

Giovanni Magi. euronews:
¿Cree que las políticas de austeridad son realmente la mejor solución o como dicen ciertos economistas, son sólo un dogma contraproducente?

Jean-Claude Trichet. Expresidente del BCE:
Yo creo que las palabras cuentan. Se habla de austeridad tanto en Estados Unidos como en Inglaterra, eventualmente en Japón, en Grecia, un país que tenía un enorme déficit de la balanza por cuenta corriente, o en algunos de los países excedentarios.

En mi opinión es un término inapropiado. Se necesita una gestión inteligente cuando se está en una situación en la que se gasta más de lo que se gana. ¿Por qué? en realidad no es una elección, es una obligación, porque ya no hay, digamos, generosos donantes dispuestos a financiar eternamente a los países que gastan mucho más de lo que ganan. Y me parece que una gestión sana es la mejor forma de preparar el crecimiento futuro y la creación de futuros empleos.

euronews:
Pero da la sensación de que en el tablero mundial, Europa se ha quedado sola con su obsesión por las cuentas públicas…

Jean-Claude Trichet:
No, no creo que se pueda decir eso. El debate público en Estados Unidos sigue siendo un debate de primer orden, ¿hay que volcarse en un primer momento en enderezar las cuentas públicas o no?
En Inglaterra también hay un debate sobre austeridad o crecimiento. En la medida en que Europa se ha encontrado en esta situación en parte por su culpa, porque en determinados casos se ha mostrado negligente, se ha visto en el epicentro de la crisis mundial de riesgos soberanos, por tanto, de riesgos presupuestarios; ha sido, y sigue siéndolo ahora, el lugar en que todo sucede, por así decirlo.

Pero creo que hay que seguir siendo lúcidos. Europa ha hecho enormes progresos, sigue estando en el epicentro de esta crisis, pero ha alejado el riesgo de catástrofe gracias a las decisiones que han tomado los Gobiernos, las instituciones europeas y el Banco Central, por tanto ahora estamos en una situación en la que es absolutamente necesario consolidar todo lo que permita la vuelta al crecimiento.

euronews:
¿Qué lecciones sacar de la crisis griega y de la crisis en Chipre? tal vez algunas economías eran demasiado débiles para entrar en la zona euro o que las economías más potentes de la zona euro no están dispuestas a pagar un precio alto para proteger a los países más pobres de la misma zona…

Jean-Claude Trichet:
Bueno, para empezar eso de que los países son más ricos o más pobres es discutible. El problema que tenemos actualmente es que hay países, afortunadamente son relativamente numerosos, que son competitivos, que venden sus bienes y sus servicios convenientemente en los mercados domésticos, europeos y mundiales, y que de hecho tienen muchas razones para hacerlo, porque han controlado sus costes y aplicado reformas estructurales. Pero también hay países que han controlado mucho peor sus costes y que no han adoptado reformas estructurales y evidentemente, esos países están en aprietos.

Por eso creo que la gran lección es que hay que mejorar drásticamente la gobernanza económica y presupuestaria del conjunto de la zona euro, siendo, si es necesario, muy firmes si tal o cual país tienen una gestión peligrosa para ellos mismos y para el conjunto de la zona euro.

euronews:
¿Es favorable a una federación europea económica y presupuestaria? ¿qué características debería tener y cree que es un camino realista en la Europa actual?

Jean-Claude Trichet:
Yo creo que, efectivamente, hay que ir más lejos en la vía de una federación económica y presupuestaria, lo que supone evidentemente un nuevo cambio de los Tratados.

Personalmente creo que se pueden imaginar varias posibilidades, hay una que me parece muy factible, y no digo que sea la única, ni digo que sea necesariamente la mejor, pero creo que satisface tres criterios: el primero es un concepto que le voy a exponer y que es eficaz. En segundo lugar es democrático, y en tercer lugar respeta el principio de subsidiariedad.

Esas son tres cosas que me parecen esenciales. Si un país se gestiona muy mal, no respeta las recomendaciones que le hacen la Comisión y el Consejo y, al no hacerlo, pone en peligro la estabilidad de la zona euro, como hemos visto durante esta crisis, entonces las sanciones, que se supone que sirven como disuasivo son multas.

Yo no creo que eso funcione, no ha funcionado en el pasado y no creo que funcione en el futuro. Personalmente, yo creo que podríamos imaginar en vez de sanciones, la activación de un proceso federal de decisiones al nivel del conjunto de las instituciones europeas.

La Comisión juega el papel del Gobierno, se anticipa a un Gobierno, el Consejo de los Gobiernos es una especie de Cámara Alta, un Senado y el Parlamento Europeo, con sus diputados elegidos por sufragio universal y que van a ser elegidos en los próximos comicios, actúa como la Cámara Baja.

Yo sugiero que la Comisión diga: “esto es lo que hay que hacer, que el Senado, la Cámara Alta reflexione y diga: “esto es lo que pienso”, y que el Parlamento Europeo, evidentemente limitado al conjunto de los representantes de la zona euro, decida tras haber contactado con el Parlamento nacional.

Por tanto, es una federación, porque se han activado las instituciones federales. Pero se respeta el principio de subsidiariedad, porque no es para nada el caso general, es sólo en casos absolutamente excepcionales y cuando la estabilidad de la zona euro está en peligro, es evidentemente democrático , la decisión última la toman los representantes del pueblo, y además permite estar relativamente seguros de que no se habla para nada y de que no se tiene un sistema de disuasión con multas ineficaz.

euronews:
En Europa se está formando un eje que agrupa entre otros a Francia, Italia y España, que discute la política de la canciller alemana Angela Merkel. ¿Qué opina de eso?

Jean-Claude Trichet:
No, yo no comparto ese sentimiento. Yo siento demasiado apego por la amistad entre europeos y por supuesto por la amistad francoalemana para no considerar, para no ver, que más allá de la agitación aquí y allá, hay una voluntad real de avanzar juntos y una voluntad real de superar las dificultades sistémicas que Europa ha tenido que afrontar y a las que ha respondido, y hay que decirlo, de manera incontestable, cuando se tiene en cuenta todo lo que se ha hecho en este momento terriblemente difícil.