Última hora

Última hora

Inna Shevchenko, de Femen: "Sufrimos cada vez más ataques"

Leyendo ahora:

Inna Shevchenko, de Femen: "Sufrimos cada vez más ataques"

Tamaño de texto Aa Aa

Femen ha atraído la atención mundial con sus manifestantes desnudas de cintura para arriba. Aunque la forma en la que protestan ha ganado cada vez más protagonismo en los medios, hay quienes piensan que sus acciones “sextremistas” ( como ellas mismas las califican ), son contraproducentes e ingenuas. Debatimos este tema en I-Talk con una de las fundadoras del movimiento, Inna Shevchenko.

“La gente puede mirar nuestros pechos todo el tiempo que quiera. Pero cuando lo hacen es imposible ignorar el mensaje que está escrito en ellos. Nuestros pechos hablan, gritan, transformando nuestro cuerpo desnudo en un instrumento político. Damos, proponemos al mundo un nuevo significado de la desnudez de la mujer. Y ahora esto es un instrumento político, es mi arma politica. En mis pechos siempre habrá un mensaje que quiero que las personas oigan”, dice la activista.

Según Shevchenko, la religión no tiene cabida en este movimiento. “El feminismo se acaba cuando empieza la religión. Somos un movimiento ateo, antirreligioso. Pero no quiero que nadie entienda estas palabras como si estuviéramos en contra de la fe. No me importa cuánto tiempo dedica la gente a rezar todos los días. Pero sí me importa cuando me dicen lo que tengo que hacer con mi vida”.

Sobre el uso del burka, Inna Shevchenko respeta a las mujeres que lo llevan si esa es su elección. “Me gustaría decir que no estamos incitando a todas las mujeres a que se quiten la parte de arriba. Lo que hacemos es preguntar al mundo si nosotras como mujeres tenemos derecho a hacerlo si queremos. De hacerlo por nosotras mismas. ¿Y cómo nos responden?. Nos meten en la cárcel. Nos detienen. Nos secuestran. Sobre su pregunta del burka lo aceptamos si eso es lo que ha elegido la mujer. Pero hay mujeres obligadas a cubrirse, como en Irán o en Afganistán, por tradición familiar. En el momento en que son obligadas, la religión no significa nada”.