Última hora

Última hora

Paseos espaciales

Leyendo ahora:

Paseos espaciales

Tamaño de texto Aa Aa

En mayo de este año una fuga de amoniaco hizo saltar las alarmas en la Estacion Espacial Internacional (EEI). La avería no se podía reparar dentro de la nave, así que había que salir fuera. En 1965 el astronauta soviético Alexey Leonov se convirtió en el primer hombre que caminó por el espacio.

“Si navegas con un barco mar adentro más vale que sepas nadar. Pero si la nave está en el espacio y se están construyendo estaciones espaciales – y eso es lo que teníamos previsto -, entonces hay que saber flotar en el espacio y no solamente eso, también hay que estar preparado para trabajar montando y desmontando piezas”.

Hoy la llamada actividad extravehicular (EVA) forma parte de las tareas cotidianas de los astronautas que están en el espacio. La mayoría de las expediciones de la EEI incluyen caminatas espaciales de unas 5 o 6 horas de duración.

Los trajes son muy parecidos a los que se utilizan en el espacio cuando los astronautas están fuera de la nave. Con ellos pueden respirar, moverse y mantener la temperatura corporal en situaciones extremas. Es el resultado de 50 años de progreso tecnológico. La primera caminata espacial de Alexey Leonov casi termina en tragedia. La esclusa de aire de la nave de Leonov era un tubo de tela con las medidas justas para poder moverse. Y el tubo tenía que haber sido compacto para que pudiera ser compatible con el cohete que había en ese momento.

Tras unos minutos en el espacio, el astronauta comprobó que su traje se había hinchado y no podría moverse. En esas condiciones era imposible entrar en la nave, así que decidió abrir una de las válvulas de su traje para bajar la presión y poder volver.