Última hora

Última hora

Rusia e Irán quieren estrechar sus relaciones

Leyendo ahora:

Rusia e Irán quieren estrechar sus relaciones

Tamaño de texto Aa Aa

Hassan Rohani, el nuevo presidente iraní elegido el pasado mes de junio, asume oficialmente sus funciones este fin de semana. Considerado como un religioso moderado, Rohani prometió que su elección cambiaría la posición de su país en la escena internacional. Pero, ¿hasta que punto?

En su programa Rohani aseguró que podría suavizar las sanciones internacionales que asifixian el país y alimentan el descontento de la población. Pero para ello deberá realizar algunas concesiones en el dossier nuclear.

Rohani consiguió en 2003 firmar un acuerdo con Occidente para la suspensión provisional del programa iraní de enriquecimiento de uranio. Una actividad, según Occidente, con fines militares.

El presidente ruso, Vladímir Putin, podría viajar a Teherán a mediados de agosto para intentar relanzar las negociaciones. Desde la década de los 90, las relaciones entre los dos países no han dejado de estrecharse.

De hecho, fue una empresa rusa la encargada de terminar de construir la central nuclear de Bouchehr inaugurada en 2010. Moscú podría colaborar en el futuro en la construcción de otras centrales.

Los dos países esperan aumentar también sus intercambios comerciales: armas, petróleo y trigo, productos afectados por las sanciones. El año pasado estos intercambios cayeron hasta los dos mil millones de dólares, un 40% menos que en 2011.

Moscú y Teherán apoyan además el régimen de Bachar al Assad ante el temor de que Damasco se incline hacia el campo pro-Occidental.

Por todo ello Rusia podría jugar el papel de mediador en el dossier nuclear iraní. Pero la última palabra la tendrá el Guía Supremo, Ali Khamenei, quien podría estar dispuesto a realizar alguna concesión con el objetivo de salvaguardar su régimen.

euronews

El presidente Rohani llega al poder en Irán, ¿qué cambios podrá realizar tanto a nivel interno como en sus relaciones con otros países? Desde Moscú tenemos con nosotros al presidente del Centro de Estudios sobre Energía y Seguridad además de especialista en política iraní, Anton Khlopkov.

Señor Khlopkov, el nuevo presidente de Irán, Hassan Rohani, es considerado como un centrista si se le compara con los conservadores. ¿Son realmente diferentes? y, ¿qué cambios se pueden esperar en la política iraní con un nuevo líder en el poder?

Khlopkov Anton

Si tenemos en cuenta las promesas hechas por Rohani durante la campaña electoral, creo que podemos esperar una continuación o la vuelta a la política de reformas de los presidentes Rafsandjani y Khatamí. Sin duda hoy en Irán, el fin de las sanciones internacionales que pesan sobre el país es algo muy importante. Y, en este contexto, la búsqueda de soluciones a la crisis nuclear es una de las prioridades del nuevo presidente. Sabemos que Rohani consiguió hace años progresar en las negociaciones con la Unión Europea. Pero tenemos que ser realistas. Justo antes de las elecciones presidenciales visité Irán y pasé allí diez días y pude ver que nadie quiere acabar con el desarrollo de la tecnología nuclear.

euronews

Rusia ocupa un lugar especial en la política exterior iraní. Eso es lo que Rohani dijo al presidente ruso Vladímir Putin tras ganar las elecciones. ¿ocupa realmente ese lugar especial y qué significa esto?

Khlopkov Anton

Las relaciones entre Irán y Rusia tienen una larga y profunda historia. Sobre todo porque son países vecinos. Por ello Rusia e Irán tienen muchos intereses comunes en el campo de la seguridad. Por supuesto también tienen intereses comunes en los campos económico y de comercio. Todo esto determina el lugar que Rusia ocupa en la política exterior iraní y el que Irán ocupa a su vez en la política exterior rusa.

euronews

Como usted ha dicho Rusia coopera estrechamente con Irán en campos que Occidente solo puede ver a través del prisma de las sanciones como las armas, la construcción de infraestructuras, incluídas centrales nucleares, etc… ¿Esto es algo que puede desacreditar a Rusia?

Khlopkov Anton

Antes de nada es necesario subrayar que el objetivo de las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU no es ni la cooperación con Irán a nivel técnico-militar ni tampoco en el campo de la energía nuclear utilizada con fines pacíficos. Es importante decir que en la cooperación en el campo técnico-militar Rusia ha respetado profundamente lo que ha sido prescrito en la resolución del Consejo de Seguridad. Por ello pienso que no tiene sentido ni hay razones para decir que la cooperación ruso iraní a nivel militar y en el campo de la energía nuclear puede suponer una violación de la atmósfera de las negociaciones que tienen lugar con Teherán.