Última hora

Última hora

El auge del nacionalismo ruso

Leyendo ahora:

El auge del nacionalismo ruso

Tamaño de texto Aa Aa

“Rusia para los rusos”…es la consigna que coreaba ayer la multitud enfurecida que destrozó y quemó un centro comercial y un almacén mayorista de verduras en un barrio del sur de Moscú, donde residen muchos inmigrantes. Una vez más, el desencadenante de los incidentes fue el asesinato de un joven ruso.

El mismo escenario que en 2010: tras la muerte de un joven moscovita en una reyerta con otros individuos del Cáucaso, decenas de miles de nacionalistas rusos se dieron cita en el centro de Moscú para una manifestación que degeneró en batalla campal….
pero a diferencia de 2010, cuando los manifestantes eran solo hooligans y nacionalistas, ahora se han sumado ciudadanos normales convencidos de que todos sus males vienen de los inmigrantes.

En Moscú hay más de un millón de inmigrantes rusos unos 300 mil de ellos ilegales, procedentes de Estados postsoviéticos.
Muchos trabajan en el sector de la construcción, malviviendo con unos sueldos ínfimos o monopolizan los mercados de la ciudad donde se dice que imponen su ley y sus mafias. Para las autoridades rusas, al prioridad es identificar los ilegales implicados en el crimen organizado.

Aunque ese reto ha vuelto a resurgir recientemente en la escena política, las raíces del problema son más antiguas y profundas: desde el desplome de la extinta Unión Soviética, y especialmente desde la llegada de Putin al poder, para algunos, el “orgullo nacional” que defendía el presidente ha derivado en ultranacionalismo y grupos abiertamente xenófobos.

Aunque anecdótica, la rehabilitación de los cosacos ilustra perfectamente el resurgir del nacionalismo…
Para los ultranacionalistas, clandestinos, e inmigrantes en general, son la causa de todos los problemas de Rusia. Cada año, con ocasión de la “marcha rusa”, desfilan por las principales ciudades del país para denunciar la ineficacia del Gobierno a la hora de proteger al pueblo ruso y la invasión de los “negros” como les llaman.

El 20% de la población rusa es musulmana, y siempre ha sido así, ya que el país es un mosaico de civilizaciones, pero el racismo está cobrando una amplitud inusitada.

euronews Natalia Marshalkovich
Tenemos en euronews, desde Berlín a la directora y fundadora del Instituto de Política Migratoria, Olga Gulina.
Los asesinatos en las calles de Moscú, incluidos en los que están implicados inmigrantes, no son un fenómeno insólito. Pero este caso ha provocado una reacción tan fuerte que las protestas por el crimen se han convertido prácticamente en combates urbanos. ¿Por qué cree que ha sucedido ésto?

Olga Gulina. Directora del Instituto de Política Migratoria:
Desgraciadamente, Rusia está en la misma situación que países como Francia, Suecia o Gran Bretaña donde los problemas con los inmigrantes se han transformado en disturbios. Nadie puede decir por qué sucede precisamente ahora, pero nos lo esperábamos. Por ejemplo, en julio de 2013 se vivió una situación similar en la ciudad de Pougatchev cerca de la región de Saratov (Volga). Fue el mismo esquema que se transformó en motín popular.

Ahora ha sucedido en Moscú, y creo que las cosas van a empeorar, porque la política sigue siendo la misma y la situación no mejora. No hay unas relaciones aceptables entre las poblaciones locales y los inmigrantes. En el caso que nos ocupa, podemos constatar que este asesinato ha provocado la cólera de la población local contra la parte más débil y menos protegida en el país: los inmigrantes.

euronews
¿Se podía haber evitado lo sucedido? ¿se puede explicar esta explosión de cólera sólo por la política migratoria o hay otros factores que pesan?

Olga Gulina:
Tal vez se podía haber evitado, pero en política migratoria, cada acción debe tomarse con 10 o 15 años de antelación. Es decir, los resultados de lo que hagamos ahora se verán en cinco o diez años. Por eso, lo que vemos actualmente en Rusia es el resultado de iniciativas que se tomaron hace 10 o 15 años. Para evitar los disturbios que tuvieron lugar en Moscú el 10 de octubre, se habría debido actuar antes. Ahora lo que tenemos que hacer es pensar en cómo disminuir los riesgos de que se reproduzcan este tipo de incidentes en el futuro.

euronews
¿Qué se puede hacer?, tal vez en otros países se hayan dado experiencias positivas…

Olga Gulina
Por supuesto que existen. Hay muchas iniciativas y propuestas. Ya en 1968, un sociólogo estadounidense muy conocido propuso cuatro modelos de cooperación entre las poblaciones locales y los inmigrantes. Hay cuatro conceptos: la integración, la asimilación, la segregación y la marginación. Según el modelo escogido por cada país, serán los resultados. Es decir, en mi opinión, Rusia ha repetido una y otra vez los errores cometidos por Francia, que ha elegido la política de la marginación, que es cuando la población local y los inmigrantes viven completamente separados los unos de los otros. Los inmigrantes participan en la creación del PIB del país, pero al mismo tiempo son apartados de la vida social del país.

Otro ejemplo es Alemania. Su política es completamente diferente, ha intentado organizar una asimilación profunda de los inmigrantes por la población local.

euronews:
Olga, muchas gracias.