Última hora

Última hora

Gaia: trazando el mapa de la vía láctea

Leyendo ahora:

Gaia: trazando el mapa de la vía láctea

Tamaño de texto Aa Aa

Si alzamos la vista hacia el cielo en una noche despejada podremos contemplar de un vistazo varios miles de estrellas. Sin embargo, más allá, escondidas en la oscuridad, existen millones, apenas visibles, distantes y misteriosas…

Para entender nuestra galaxia, en primer lugar tenemos que cartografiarla, es decir,trazar un mapa de ella. Para hacerlo, la Agencia Espacial Europea (ESA) ha lanzado un satélite capaz de escanear el cielo con una nueva y poderosa mirada:Gaia.

Gaia creará un detallado mapa en 3D de la Vía Láctea, algo nunca antes visto en la historia de la Astronomía.

“La precisión sobre la posición de las estrellas será mucho mayor a la estimación que podemos hacer desde el suelo: al menos mil veces superior”, explica el astrofísico Laurent Chemin.

La ciencia de catalogar y cartografíar las estrellas, conocida como astrometría, data de los albores de la civilización. El primero en hacerlo fue el griego Hipparcos, que obtuvo la posición de un millar de estrellas y describió su movimiento en el cielo.

En 1989, la Agencia Espacial Europea lanzó un satélite con su nombre para rendirle homenaje. Fue un gran paso en la astrometría, porque catalogó unas cien mil estrellas. Pero Gaia promete ser una revolución, ya que observará, cartografiará y medirá en total mil millones, el uno por ciente de los 100.000 millones de estrellas que componen la Vía Láctea.

Esta inmensa cantidad de datos ayudará a los astrónomos a resolver algunos de los mayores rompecabezas sobre la materia, entre ellos, la silueta exacta de la espiral de nuestra galaxia y la dimensión de la materia oscura, esa fuerza oculta que da forma al universo.

El satélite, creado por la Agencia Europea Espacial, portará la mayor cámara digital jamás llevada al espacio: un plano focal de 1.000 millones de píxeles, 100 veces más de lo que tiene una cámara estándar de las que utilizamos para hacer fotos de forma cotidiana.

Los investigadores empleará los datos de Gaia para dar marcha atrás, rebobinar en la historia de nuestra galaxia y descubrir cómo se formó y cómo ha evolucionado.

La comunidad científica está entusiasmada ante las posibilidades que se abren con el nuevo satélite, que permitirá confirmar o descartar algunas de las teorías ya conocidad, pero sobre todo dará pie a nuevas líneas de investigación.

El mapa de la Vía Láctea dibujado por Gaia hará que el cielo nocturno pierda un poco del misterio que lo rodea, pero ni un ápice de su belleza.