Última hora

Última hora

Un acuerdo climático que podría no valer "ni el papel en el que se escriba"

Leyendo ahora:

Un acuerdo climático que podría no valer "ni el papel en el que se escriba"

Tamaño de texto Aa Aa

Parece que las medidas tomadas para proteger el entorno climático no han funcionado: Este año se ha dado en el mundo la mayor emisión de gases de efecto invernadero de la historia. El tiempo se acaba porque dentro de dos años la ONU quiere firmar en París un acuerdo global que sea vinculante.

La conferencia de las Naciones Unidas sobre el clima celebrada en Varsovia debería haber logrado grandes avances pero apenas se han dado resultados.

Decepcionados, muchos activistas abandonaron el jueves la cumbre antes de su clausura oficial, como Martin Kaiser, de Greenpeace, a quien hemos entrevistado. No obstante, primero veamos algunos datos sobre el cambio climático.

El supertifón Haiyan fue una tempestad monstruosa como no se había visto nunca en la Tierra. Los expertos se guardan de atribuir al cambio climático fenómenos como Haiyan, pero advierten de que este tipo de tempestades podrían volverse más violentas con el recalentamiento y la subida de los niveles de los mares. Es un hecho que el cambio climático recalienta la superficie del mar y da energía a las tempestades aumentando las marejadas ciclónicas como la que ha destruido Tacloban.

Haiyan produjo vientos de hasta 314km/h, los más violentos registrados hasta el momento. Según la Organización Meteorológica Mundial, el nivel del mar aumenta con el deshielo y el recalentamiento.

Legazpi, en Filipinas, ha registrado un aumento de 35 centímetros entre 1950 y 2010. También se constata que los tifones afectan ahora a las islas más al sur, hasta ahora a salvo.

Se calcula que las pérdidas económicas globales por el clima en la última década se elevan a 149 mil millones de euros anuales según el Banco Mundial.

Porque el dinero, tanto como las causas del recalentamiento climático, está en el centro de los debates y de las negociaciones sobre el clima entre los países desarrollados y los países en vías de desarrollo, que a menudo, sufren las peores consecuencias de las catástrofes y están condenados a la pobreza.

Según OXFAM en lo que va de 2013, la ayuda vinculada al clima se eleva a entre 5,6 y 12 mil millones de euros.

En cuanto a las emisiones de CO2, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre la Evolución del Clima calcula que se emiten 10 mil millones de toneladas anuales. Actualmente, China es el país más contaminante, por delante de Estados Unidos, la UE, la India y Rusia. El rápido crecimiento de China ha hecho que el país esté a punto de igualar a Estados Unidos y la UE en emisiones acumuladas desde 1850.

Según la organización Climate Action Tracker, de aquí a 2100, la Tierra experimentará una subida de las temperaturas de 3,7 grados centígrados por encima de las medias preindustriales . El objetivo es limitarla a menos de 2 grados centígrados para reducir los desajustes inducidos.

El problema es que estamos ya a pocas décadas de alcanzar el punto de no retorno establecido por los científicos.

Para profundizar hablamos con Martin Kaiser, experto sobre clima de Greenpeace y quien abandonó la cumbre de Varsovia sobre el clima el jueves. ¿Qué es lo que falló?

Martin Kaiser: “Desde el principio la conferencia estaba siendo utilizada por su organizador, el gobierno polaco, con una feria sobre la industria del carbón. Eso quedó bastante claro en la segunda semana, cuando se celebró una cumbre sobre el carbón al mismo tiempo.

De hecho, el primer ministro polaco hasta destituyó durante la cumbre a su ministro del Medioambiente, quien era la persona encargada de que la conferencia tuviese éxito.

Además, países como Japón o Australia anunciaron que no mantendrían sus compromisos alcanzados hace algunos años de reducir su emisión de gases de efecto invernadero”.

euronews: ¿Qué papel desempeñó la UE en Varsovia? ¿Por qué no apoya más la protección del entorno climático? ¿Y por qué Alemania, antes un ejemplo a seguir, tampoco hace más sobre la protección medioambiental?

Martin Kaiser: “Desde el comienzo de la crisis económica y financiera, Europa ha retrocedido en lo referente a la protección climática.

En Bruselas, asociaciones de diferentes industrias consiguen a menudo bloquear muchas leyes, especialmente industrias energéticas, como la del carbón. También la del automóvil, que siempre trata de bloquear en Bruselas cualquier proyecto ambicioso de protección climática.

Además, Alemania tiene un papel fundamental en esto, porque el gobierno saliente ha bloqueado muchas iniciativas”.

euronews: ¿Ha habido alguna mejora en cuanto a las posiciones de Estados Unidos, China o Rusia, los países que bloquearon las últimas negociaciones?

Martin Kaiser: “En China ha habido algunas mejoras. Debido a la contaminación del aire en las grandes ciudades, el gobierno chino tiene bastante presión para actuar y proteger el medio ambiente. Ya ha aprobado una ley en tres provincias que debería reducir considerablemente la emisiones de plantas eléctricas que funcionan con carbón.

Desafortunadamente China no utilizó esas medidas para lanzar un mensaje contundente durante las negociaciones en Varsovia de que el país más contaminante está listo para asumir responsabilidades.

En Estados Unidos muchas cosas están cambiando de forma positiva en lo referente al uso del carbón como fuente energética y la construcción de edificios. Desafortunadamente el Tea Party aún está bloqueando las políticas de Obama, lo que impide la aprobación de una ley ambiciosa para proteger el entorno climático”.

euronews: ¿Es posible que los países den un paso adelante importante antes de que se celebre la Conferencia Mundial sobre el Clima en París en 2015 y que se logre un acuerdo vinculante para todos los países?

Martin Kaiser: “Si en Alemana, en Europa, en Estados Unidos y en China no logramos convencer a la gente y a los gobiernos de que protejan el entorno y el clima, de que no apoyen a las centrales energéticas que utilizan carbón y de que no construyan más plataformas petrolíferas en el Ártico, entonces no lograremos firmar un acuerdo global en 2015 que valga ni siquiera el papel en el que se escriba.

Por eso es tan importante hayamos abandonado la conferencia de Varsovia antes de tiempo y que desde ahora vayamos a comenzar campañas contra las inversiones en combustible fósil. Y que muchos gobiernos puedan seguir esas iniciativas sin ser bloqueados por las plataformas que defienden los intereses de las industrias del carbón y del petróleo”.