Última hora

Última hora

Europa no convence a Ucrania de firmar el Acuerdo de Asociación

Leyendo ahora:

Europa no convence a Ucrania de firmar el Acuerdo de Asociación

Tamaño de texto Aa Aa

Inflexible, el presidente ucraniano ha venido a Vilna, pero para decir “No”. Europa no ha conseguido convencer a Ucrania de firmar un acuerdo histórico, el más ambicioso que la UE ha ofrecido a un país no miembro según el presidente del Consejo Europeo.

La víspera de la cumbre Yanukovich seguía negociando y detalló los problemas económicos de Ucrania, que tiene que conseguir 12 mil 500 millones de euros en el próximo año y medio para rembolsar su deuda y pagar las facturas del gas ruso. El presidente ucraniano, que ha pedido ayuda económica para acercarse a la UE, tachó de humillantes los 600 millones de euros propuestos por los 28.

Para bruselas pagar para que Kiev firme el Acuerdo de Asociación es inaceptable, pero no se le cierra la puerta a un país de 46 millones de habitantes. Herman van Rompuy, presidente del Consejo Europeo:

Herman van Rompuy. Presidente del Consejo Europeo:
“Estamos dispuestos a firmar con Ucrania una vez que los requisitos exigidos por la UE se cumplan, y estamos realmente cerca de ello. No podemos perdernos esta cita con la historia más adelante. Tenemos que dejar de lado las consideraciones a corto plazo y superar las presiones exteriores.”

Pero la negativa de Kiev puede paralizar las cosas durante meses, o hasta años. La Asociación Oriental topa con la oposición de la Rusia de Vladimir Putin, que ya ha conseguido que Armenia se sume a su proyecto de unión aduanera.

Conectamos ahora con Moscú donde se encuentra la politóloga Tamara Gouzenkova, directora adjunta del Instituto Ruso de Estudios Estratégicos y especialista en los países de la antigua Unión Soviética.

Natalia Marshalkovich. euronews:
¿Por qué Rusia está tan en contra del Acuerdo de Asociación entre Ucrania y la UE?

Tamara Gouzenkova. Directora adjunta del Instituto Ruso de Estudios Estratégicos:
Es importante entender que Rusia no está en contra del Acuerdo de Asociación entre Ucrania y la UE. La complejidad de este caso es otra, se trata de qué relaciones puede tener un Estado que entra en una Unión integradora pero que al mismo tiempo tiene vínculos de cooperación económica bastante estrechos, con un país que no está integrado en la UE:

Está claro que Ucrania, dada su compleja situación económica y financiera, está interesada en tener los favores de las dos partes. Pero es prácticamente imposible porque la zona de libre comercio europea y la unión aduanera de Rusia, Bielorrusia y Kazajistán son uniones integradoras diferentes. Cada una tiene sus reglas, sus requisitos y sis estándares.

Tal vez Ucrania debería darse un tiempo de reflexión y pensar seriamente en cómo establecer relaciones simultáneas con el Este y con el Oeste a la vez. Y pensar en una fórmula en la que puedan converger la UE, Ucrania y la Unión Aduanera.

euronews:
Habla de relaciones tripartitas, pero cree realmente que es posible? no hay que olvidar que a causa de su posición geográfica, Ucrania sigue siendo la manzana de la discordia entre el Este y el Oeste, entre Moscú y Bruselas.

Tamara Gouzenkova:
Creo que los europeos y los rusos deberían hacer todo lo posible para que Ucrania no sea esa manzana de la discordia y para que entre poco a poco en esos procesos globales complejos que dominan actualmente las relaciones entre el Este y el Oeste. Entre Rusia y la Unión Europea.

Yo creo que lo que ha sucedido es que las autoridades ucranianas se han sentido demasiado presionadas. No se han informado lo suficiente sobre las ventajas y los inconvenientes de esta decisión.

Y yo creo que los europeos también han intentado llevar a Ucrania a su terreno, desestimando los vínculos de Kiev con la unión aduanera Euroasiática, o tal vez, simplemente no lo han querido ver.

Ahora hay que hacer una pausa y con calma y sosiego y sin los reproches mútuos que se constatan ahora en los medios rusos y europeos, hablar del problema y encontrar un momento para sentarse a la mesa de negociaciones y pensar juntos en cómo evitar que Ucrania, que es un gran país, quiebre. Hay que dejarles que elijan la mejor vía para su desarrollo económico y geopolítico.