Última hora

Última hora

La monarquía española se adentra en un año difícil

Leyendo ahora:

La monarquía española se adentra en un año difícil

Tamaño de texto Aa Aa

La Corona española ha comenzado el año de la peor de la maneras. Con la infanta Crisitina, la hija menor del Rey de España, imputada por supuestos delitos de fraude fiscal y blanqueo de dinero, y la popularidad del Rey en mínimos históricos.

Para entender mejor el mal momento que vive la monarquía española entrevistamos con Fernando Vallespín, analista político, pero antes hagamos un repaso a los hechos.

El año nuevo comienza con el tradicional discurso del rey con ocasión de la pascua militar. Fue la primera ceremonia oficial del monarca tras su operación de cadera del 21 de noviembre.

Juan Carlos, que cumplió 76 años el domingo, apareció visiblemente cansado y logró acabar su discurso a duras penas.

Para la corona española se anuncia otro año difícil. La popularidad del rey está en su nivel más bajo: el 62% de los españoles quieren que abdique y apenas uno de cada dos apoya la monarquía.

La inculpación de la infanta Cristina por presunto fraude fiscal y blanqueo de capitales prolonga el “martirio” de la familia real, según las palabras del jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno.

Porque es la segunda vez que el juez José Castro la llama a declarar. En abril de 2013, el juez la imputó por primera vez, pero la decisión fue anulada tras un recurso que el fiscal anticorrupción Pedro Horrach interpuso en la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca.

Las cuitas judiciales de Cristina surgieron en la investigación por corrupción abierta contra su marido, Iñaki Urdangarín.
El excampeón olímpico de balonmano es sospechoso de haber desviado 6,1 millones de euros de dinero público con su exsocio Diego Torres. El dinero habría circulado a través del instituto Nóos, que presidía Urdangarín, y por la sociedad Aizoon, sospechosa de servir de “pantalla” para el desvío de fondos.

En Palma de Mallorca, el periodista Andreu Manresa sigue de cerca la investigación desde su apertura en 2010.

Andreu Manresa: “La infanta Cristina es co-propietaria de la sociedad patrimonial Aizoon, en la que su marido, Iñaki Urdangarín, personalmente efectuó los cobros y pagos por los que está imputado por tres delitos fiscales distintos.”

José Castro, un juez obstinado y con reputación de íntegro, quiere escuchar la versión de Cristina de Borbón. Desde hace nueve meses ha reconstituido la vida financiera y fiscal de la infanta. Dice tener indicios objetivos de delitos.

Finalmente, para analizar el alcance de la noticia de la imputación de la infanta Cristina por presunto blanqueo de dinero y delitos fiscales entrevistamos a Fernando Vallespín, analista político.

Javier Villagarcía, euronews: ¿La decisión del juez de imputar a la infanta Cristina confirma que la justicia es igual para todos en España, incluso para la familia real? La Fiscalía ha tratado por todos los medios de impedir la imputación de la infanta.

Fernando Vallespín: “Si, yo creo que el resultado demuestra que efectivamente la justicia es igual para todos. Indudablemente un ciudadano normal no hubiera tenido el mismo activismo por parte de la Fiscalía, pero yo creo que también se entiende que la Fiscalía ante una situación en la que se ve afectada una persona de ese prestigio trata de ser mas cautelosa, digamos, con cada una de sus actuaciones pero el juez si está demostrando una autonomía verdaderamente sorprendente en este caso.

A mi me parece que es muy importante mostrar todas las cartas a la opinión publica. La opinión publica está siguiendo con mucho interés el caso y desde luego que la Casa Real es la primera interesada en que la publicidad sea el principio fundamental que gobierne todas y cada una de las actuaciones judiciales de este caso”.

euronews: La Corona considera que está viviendo un martirio. ¿Cómo cree que este caso está afectando al Rey cuya imagen está muy desgastada por su precaria salud y escándalos como sus cacerías de elefantes o sus supuestas infidelidades?

Fernando Vallespín: “Es el mayor escándalo que tiene la Casa Real por muchas razones. Entre otras por la propia fundamentación que legitima a la institución que se basa en la ejemplaridad y sobre el simbolismo asociado a una figura que tiene que estar mas allá del bien y del mal.

La Casa Real esta deseando que haya una sentencia y una sentencia en firme además para poder pasar a otra cosa. Porque a medida que se van conociendo detalles del caso, se va produciendo algo así como una erosión continua de la imagen de esta institución que se ve afectada también por la erosión propia de todas las instituciones políticas en Espana en este momento”.

euronews: El futuro de la monarquía española parece cada vez más comprometido. En su opinión cómo podría salir la familia real de este atolladero con dignidad, sin ver su prestigio por los suelos.

Fernando Vallespín: “Si de la sentencia judicial se deduce que efectivamente no ha habido privilegio por parte del juez a las personas imputadas pues yo creo que eso mostraría ante la opinión publica que son ciudadanos normales. Eso sería bueno para la monarquía y podría compensar en parte todo el daño que se ha venido produciendo. Pero indudablemente el problema es que esto va asociado también a toda una serie de escándalos y sobre todo va a asociado a algo que es lo que verdaderamente preocupa a la ciudadanía y es si el Rey Juan Carlos está en condiciones de poder ejercer su funciones constitucionales”.

euronews: Usted considera poco probable una posible abdicación del Rey.

Fernando Vallespín: “Yo lo considero poco probable y además personalmente no me parece prudente. Yo creo que España más tarde o más temprano, por muchas razones, quizás la fundamental es el propio desafío soberanista catalán, tiene que plantearse muy en serio una reforma constitucional y hasta que no esté culminada dicha reforma constitucional no sería prudente a mi juicio una abdicación del rey, siempre y cuando mantenga la actitud física necesaria para poder llevar acabo sus funciones tal y como están establecidas constitucionalmente”.