Última hora

Última hora

Lo que se juega Turquía en las elecciones municipales del domingo

Leyendo ahora:

Lo que se juega Turquía en las elecciones municipales del domingo

Tamaño de texto Aa Aa

Turquía podría votar por el cambio.

Las elecciones municipales del domingo se han convertido en un auténtico referéndum para el primer ministro Recep Tayip Erdogan, afónico de tanto vociferar sus consignas.

A su formación islamista moderada, el AKP, se le acercan peligrosamente los socialdemócratas del Partido Republicano del Pueblo, cuyo líder le acusa de llevar al país hacia una nueva dictadura.

Los años de bonanza económica basados sobre todo en la economía del ladrillo llegados de la mano de Erdogan, en el poder desde 2002, se han visto eclipsados en el último año por la brutal represión de las protestas opositoras, las acusaciones de corrupción contra miembros de su partido y, esta semana, el bloqueo de twitter y Youtube por la filtración de conversaciones sobre una operación militar en Siria.

Para algunos analistas, lo que se juega Turquía este domingo es la supervivencia democrática del país, la salvaguarda de sus derechos y libertades.
Erdogan aseguró en público que abandonaría la vida política si el AKP perdía la consulta.

euronews:
Para comprender mejor lo que representan las municipales turcas tenemos con nosotros a Asli Aydintasbas, analista del periódico Milliyet.
Turquía celebra este fin de semana unas municipales con sabor a elecciones generales. Es una sensación que comparten Gobierno y oposición. ¿Cómo evalúa esa impresión?

Aslı Aydintasbas. Analista del periódico Milliyet:
Exactamente, estos comicios van más allá de las elecciones municipales. Estamos en una encrucijada importante para la democracia turca. Esta elecciones están de alguna manera relacionadas con una persona: el señor Erdogan. Lo que se votará en estos días es si creemos en la Turquía que representa Erdogan, si se aprueba su estilo de gobierno o no.
Por supuesto los candidatos locales también son importantes, porque en las ciudades pequeñas, la gente decide en función de los candidatos, de los servicios que esperan conseguir. Pero en las grandes ciudades, donde vive la mayor parte de la población, será un voto de confianza para el señor Erdogan.

euronews:
Los partidos que participan en estas elecciones las consideran cruciales para su supervivencia. ¿Qué está en juego? ¿Por qué los partidos están utilizando un lenguaje tan duro en sus ataques?

Aslı Aydintasbas:
Creo que lo que está en juego son los derechos y las libertades pero también la democracia. Desde mi punto de vista, un país no es una democracia si Twitter está prohibido, si las empresas opositoras son castigadas con impuestos altísimos, si los periodistas son detenidos, si se amenaza a los empresarios. Para los que sienten como yo, éste es un voto de superviviencia.

euronews:
Desde el punto de vista internacional, la prohibición de twitter y los incidentes en Gezi han acaparado los titulares. ¿Qué pasará si esta situación persiste después de las elecciones?

Aslı Aydintasbas:
En Turquía no hablamos de ello lo suficiente.
Pero desafortunadamente, el país ya ha quedado relegado a ojos de la comunidad internacional. La prohibición de twitter fue la gota que colmó el vaso.

Pero la imagen de Turquía ya estaba bastante deteriorada mucho antes.

El Gobierno no se ha dado cuenta hasta qué punto el uso de la fuerza contra gente que pretendía proteger un parque en el corazón de Estambúl, su expulsión con mangeras antidisturbios, ha sido mal considerado por la opinión pública occidental.

El Gobierno tampoco ha visto lo grave que es la prohibición de Twitter para los inversores extranjeros, para Occidente, para sus aliados, para la Unión Europea, y técnicamente, turquía es un país candidato.

euronews:
¿Cree que las acusaciones de corrupción tendrán peso específico en las urnas?

Aslı Aydintasbas:
Cuando la economía funciona bien, en los países desarrollados los votantes no tienen en cuenta la corrupción a la hora de votar.
Cuando la economía va mal, si se toman en serio las denuncias y se sanciona a los líderes.
También se necesita tiempo para que todo el mundo esté al corriente de las acusaciones, y no creo que en Turquía todo el mundo esté al tanto. Pero van a seguir estando sobre la mesa a medida que avanzamos hacia las presidenciales. Hasta entonces, se seguirá hablando de ello.