Última hora

Última hora

El mensaje de las plantas

Leyendo ahora:

El mensaje de las plantas

Tamaño de texto Aa Aa

“Las plantas hablan, se comunican utilizando un lenguaje que en gran parte nos resulta desconocido, envían mensajes a otras plantas y al medio ambiente”.

Pero, ¿cómo funciona esa inteligencia vegetal? En este laboratorio de la Universidad de Florencia, en Italia, los investigadores tratan de analizar las señales eléctricas emitidas por las plantas. Con un método innovador, esta investigación de inscribe dentro del proyecto europeo PLEASED.

Stefano Mancuso, botánico italiano, nos habla de la raíz de la inteligencia vegetal:

“Las plantas pueden sentir el campo gravitacional, los campos eléctricos y magnéticos, así como los gradientes químicos, etc, etc. Esta enorme cantidad de información que las plantas perciben y reciben, está ahí, a nuestra disposición. Simplemente tenemos que encontrar la manera de decodificarla, para que sea inteligible “

Los vegetales están constantemente alerta, informándose de las condiciones que les rodean. Para anticipar las agresiones exteriores, por ejemplo, se han catalogado más de 700 captores sensoriales diferentes para el mundo vegetal. Aquí se prueban las reacciones de las plantas a los estímulos externos.

Andrea Vitaletti, ingeniero especializado en computación, es coordinador del proyecto WLAB PLEASED:

“Observando las señales generadas por las plantas, podemos remontarnos hasta los estímulos que las generan de manera bastante precisa. Después de leer las señales sin distorsionarlas, podemos amplificarlas y digitalizarlas. En otras palabras, una señal analógica que varía en el tiempo se convierte en datos numéricos.”

Gracias a la sensibilidad y la capacidad de reacción de las plantas se pueden recopilar una serie de datos. Las plantas conectadas se convierten en biosensores capaces de medir los parámetros medioambientales tales como la temperatura, la humedad, la contaminación o incluso el nivel de acidez de los pesticidas.

“Es realmente un vocabulario en el que cada parámetro ambiental corresponde a un mensaje eléctrico particular, asegura Stefano Mancuso. Si logramos descodificarlo, tendríamos una especie de “Piedra de Rosetta” del mundo vegetal, algo que nos permitiría interpretar lo que sienten las plantas.”

Estos árboles tienen un pequeño dispositivo electrónico que les convierte en centinelas del medioambiente. Los científicos estudian cómo los árboles interactúan con su entorno, por medio de una red de nodos de computación y un potente algoritmo.

Mario Paoli trabaja en el área computacional de WLAB, Wireless Lab, que pone énfasis en la cultura de la innovación y la excelencia técnica:

“El objetivo final es recoger datos procedentes de varias plantas y reunirlos en la base de datos en la que serán procesados.”

Elisa Masi, ingeniera agrónoma resalta las ventajas económicas de este método:

“Es un sistema muy económico porque un mismo árbol podrá proporcionar información sobre varios parámetros ambientales en tiempo real, en el momento preciso en que los percibe. Mientras que si tuviéramos que utilizar sensores tradicionales, como se suele hacer en las estaciones de monitoreo, habría que emplear un sensor para cada parámetro y eso, sin duda, resultaría más costoso.Eso es lo que estamos investigando.”

Hasta ahora se tomaban muestras para conocer el nivel de contaminación de los terrenos. El proyecto PLEASED prevé utilizar las plantas como fuente de información. Interpretar los impulsos eléctricos que emiten las plantas permitirá determinar las condiciones medioambientales en las que viven.

http://pleased-fp7.eu