Última hora

Última hora

Acción, reacción: Israel y Hamás rozan un conflicto a gran escala

Leyendo ahora:

Acción, reacción: Israel y Hamás rozan un conflicto a gran escala

Tamaño de texto Aa Aa

Dolor en una y otra parte. En un intervalo de pocos días, las familias de los tres adolescentes israelíes que fueron encontrados sin vida y la del joven palestino quemado vivo han enterrado a sus seres queridos en un ambiente cada vez más tenso que amenaza con explotar.
El extremismo no descansa y mina días tras día las esperanzas de un apaciguamiento.

La muerte del joven palestino a manos de extremistas judíos, calificada como “crimen abominable” por el primer ministro israelí, ha hecho que Israel se muestre cauta. O quizás lo ha provocado el temor a una tercera intifada o a una confrontación generalizada.

En cualquier caso, Benjamin Netanyahu vive días difíciles. Obligado a reaccionar bajo la presión del ala derecha de su gobierno, del que algunos miembros reclaman fuertes acciones punitivas contra Hamás, intenta llevar a cabo un discurso fuerte y una actitud responsable.

“Hamas es una organización terrorista que debe ser derrotada.
En cuanto a las relaciones de Israel con la Franja de Gaza, nos gustaría mantener la calma en la frontera. El problema es que Hamás no permite que eso ocurra. En las últimas tres semanas se han lanzado 150 cohetes desde Gaza a Israel. Obviamente, hay que actuar para proteger a nuestra gente”, comenta Mark Regev, portavoz del primer ministro israelí.

Los ataques que asolan Gaza estos días como represalia a los bombardeos han alimentado la cólera de Hamás. Sus militantes reclaman venganza y sus portavoces prometen un empeoramiento si Israel acentúa sus operaciones.

“Los palestinos apoyan la resistencia frente a la amenaza. Una guerra en Gaza abriría las puertas del infierno ante la ocupación. La resistencia no se va a quedar de brazos cruzados”, dice Mushir Al Masri, portavoz de Hamás.

Un infierno que estos israelíes no quieren. Un posicionamiento que Netanyahu sabe que tiene que tener en cuenta. Es la voz de unos pacifistas que se manifiestan contra la escalada de violencia y que no quieren que Israel lleve a cabo acciones que den paso a más enfrentamientos.

Mientras el Estado hebreo refuerza la seguridad en la frontera con la Franja de Gaza, las llaves de este episodio de alta tensión está en manos de unos determinados actores. De las acciones de unos dependerán las reacciones de otros.

Hablamos con Freddy Eytan, investigador y analista del Centro para Asuntos Públicos de Jerusalén, una institución que se define como independiente, especializada en diplomacia y Asuntos Exteriores, creada en 1976.

- Luis Carballo, euronews:

Señor Eitan, gracias por estar aquí en euronews.
Benjamin Netanyahu tiene un dilema: atacar o no atacar a Hamás. ¿Cuál cree usted que será la opción más probable?

- Freddy Eytan, analista:

Benjamin Netanyahu es primer ministro por tercera vez. Por tanto, tiene experiencia y cree realmente que nuestro mensaje debe ser disuasorio. Efectivamente, Netanyahu se enfrenta a un gran dilema, porque hay una coalición bastante dura, bastante difícil de gestionar. Está la extrema derecha, con Lieberman, Penet y otros, que quieren a toda costa lanzar una operación de gran envergadura. Algo que Netanyahu no hará.

Creo que se debe responder con un mensaje disuasorio. No podemos tolerar el asesinato de tres adolescentes y no responder. Hay respuestas e incursiones aéreas puntuales cada vez que lanzan misiles o cohetes contra localidades israelíes.
Es política, es la estrategia de Netanyahu desde hace mucho tiempo. Así que se detendrá ahí. Netanyahu no es un hombre belicoso, no ha lanzado operaciones de este tipo como sí lo hizo Olmert en El Líbano o Gaza.

- euronews:

El ejército israelí define a Hamás como una organización rota, sin recursos. ¿Esto es así en realidad? ¿Es una organizacióntan desestructurada como dice el ejército israelí?

- F. Eytan:

El movimiento Hamás, que, hay que recordar, es considerado grupo terrorista por la comunidad internacional, se encuentra cada vez más aislado. Porque la situación geopolítica ha cambiado. Porque hay un nuevo presidente en Egipto que quiere poner en cuarentena a la filial de los Hermanos Musulmanes. Porque, efectivamente, Hamás son los Hermanos Musulmanes.

Hamás se encuentra en dificultades porque está aislada en el mundo árabe, en el propio seno del mundo árabe porque los Hermanos Musulmanes pierden popularidad. Pero, por otro lado vemos que Hamás intenta regresar a la escena internacional y, sobre todo, a la escena árabe, quiere contar con partidarios de su causa.

Pero tiene dificultades económicas. No puede pagar a los 40.000 funcionarios, y eso también es un problema.

Por otra parte Hamás, que se encuentra en una situación difícil, no puede controlar a todas sus divisiones. Esta la Jihad Islámica, está Ezzedim El Qasam, hay otros grupúsculos que intentan romper la tregua. Porque Hamás quiere la tregua, la tregua a largo plazo, de un año y medio, dos años, y, por tanto, no cerrarle la puerta a Israel.

Nos encontramos en una situación en la que Hamás no es capaz de lanzar operaciones importantes porque sabe que Israel responderá de forma fulminante, quizás con una operación de gran envergadura, es una posibilidad. Y por otro lado quiere gobernar, quiere probar que es más fuerte que Al Fatá.

- euronews: ¿Ve signos de que la Tercera Intifada está en camino? ¿Esto es simplemente una explosión de rabia temporal o el comienzo de algo más serio?

- F. Eytan:

La Primera Intifada estalló a raíz de un accidente de coche. En diciembre de 1988 en Gaza. Estas cosas no se pueden controlar. No podemos saber lo que pasará mañana en Oriente Medio. Todo es volátil, todo cambia, así que hay que ser prudente.