Última hora

Última hora

Venus, un misterioso vecino

Leyendo ahora:

Venus, un misterioso vecino

Tamaño de texto Aa Aa

Un extraño mundo donde el Sol sale por el oeste y se oculta por el este y el día dura más de un año terrestre. La misión de la ESA Venus Express ha pasado 8 años recogiendo datos sobre la atmósfera y el clima de este planeta tan singular. Gracias a la técnica del “aerobraking”, la nave pudo acercarse a la atmósfera de Venus revelando la existencia de olas desconocidas hasta ahora.

Acercándose a Venus

Fundado en 1667, el Observatorio de París atesora todos los instrumentos que han servido para observar el movimiento de Venus alrededor del Sol.

Thomas Widemann, científico espacial:
“Aquí tenemos un ejemplar único del revólver fotográfico de Janssen. Este instrumento fue concebido, aquí, para observar el tránsito de Venus en 1874 y 1882.“​

Un origen parecido pero dos mundos muy antagónicos. Venus posee una capa muy gruesa y seca rodeada de una atmósfera asfixiante compuesta de ácido sulfúrico y CO2.

Håkan Svedhem, Proyecto Venus Express,ESA:
“Se trata de una atmósfera muy densa, compuesta en un 97% de dióxido de carbono, con un efecto invernadero muy alto. Puede alcanzar temperaturas en su superficie de más de 450 grados centígrados y su presión atmosférica es 90 veces superior a la terrestre, es un planeta muy hostil.”

Desagradable y poco usual, es el único planeta que rota en el sentido de las manecillas del reloj.

Michel Breitfellner, coordinador de las operaciones de la misión Venus Express, ESA:

“Venus es el único planeta del sistema solar que necesita más tiempo para rotar sobre sí mismo que para trasladarse alrededor del Sol. Posee el día más largo del sistema solar: 243 días terrestres. Su periodo orbital es más corto, 224 días terrestres.”

En 2005, la Agencia Espacial Europea lanzó una misión espacial para observar Venus de cerca.

Tras ocho años escaneando sus densas nubes, un equipo lanzó la nave espacial Venus Express, gracias a una técnica denominada: “aerobraking” que consiste en frenar paulativamente una vez que roza la atmósfera.

Don Merritt de la Agencia Espacial Europea nos da más detallas desde Madrid:

“Alcanzamos la atmósfera orientando la base de la nave, originalmente posada en la roca desde la que fue propulsada, hacia esta dirección, para que fuera la parte más expuesta al roce con la atmósfera y sus altas temperaturas. Luego, giramos los paneles solares en sentido contrario para evitar la fricción y poder frenar lo máximo posible.”

La técnica del aerobraking permitió observar la atmósfera de Venus como nunca antes se había hecho, los resultados fueron sorprendentes.

Donald Merritt, ESA:
“Lo que vimos fue poco común, una gran inestabilidad de la presión ya que descubrimos olas en la atmósfera, un panorama con el que no contábamos. Analizar toda aquella información llevó mucho tiempo a los científicos.”

Y no fue la única sorpresa del puzle de datos recogidos. Los científicos descubrieron que los vientos arrecian con mayor violencia que lo esperado.

Håkan Svedhem, ESA:
“Cuando alcanzamos la atmósfera de Venus, hace 8 años, detectamos vientos de hasta 300 kilómetros por hora. Desde entonces, hemos constatado que la velocidad, incluso, ha aumentado. Ahora, medimos ráfagas de hasta 400 kilómetros por hora y no sabemos cómo explicar este fenómeno.”

El paisaje de Venus encierra aún más secretos.

Una de las raras fotografías tomadas de su superficie por la sonda rusa Venera 13 muestra reminiscencias de actividad volcánica.

Thomas Widemann, científico espacial, Observatorio de París:
“La superficie de Venus es relativamente joven si tenemos en cuenta el origen del sistema solar. Existe una contradicción entre la ausencia de actividad volcánica y la tectónica que observamos hoy, puesto que la superficie parace relativamente joven. Puede que sea debido a un proceso geológico excepcional, de una gran potencia y muy violento que haya podido ejercer una remodelación de la superficie de manera, absolutamente, catastrófica. Como si se tratara de un renacimiento de la corteza de Venus.”

¿Qué pudo haber pasado para que Venus se convierta en un lugar tan inhóspito?

Michel Breitfellner, ESA: “Pudo haber ocurrido un desastre mayor en el origen del planeta, pudo haber colisionado con un gran objeto que pudo haber paralizado la rotación del planeta, generando un nuevo punto de partida para la vida de Venus.”

Las claves de ese origen pueden estar escondidas en la ingente cantidad de datos obtenidos por la misión Venus Express.

Thomas Widemann, científico espacial, Observatorio de París:
“Venus es el astro más brillante del sistema solar, detrás del Sol y de la Luna. Es un planeta que forma parte del patrimonio cultural de la humanidad. Es, precisamente, su particularidad como objeto brillante lo que más me atrae, incluso, más que su importancia científica.”