Última hora

Última hora

Bélgica quiere que patatas fritas sean Patrimonio de la Humanidad

Las autoridades y ciudadanos belgas cierran filas con un objetivo: lograr que las patatas fritas se conviertan en Patrimonio Cultural de la Humanidad

Leyendo ahora:

Bélgica quiere que patatas fritas sean Patrimonio de la Humanidad

Tamaño de texto Aa Aa

Las autoridades y ciudadanos belgas cierran filas con un objetivo: lograr que las patatas fritas se conviertan en Patrimonio Cultural de la Humanidad de la Unesco.

Como parte de la “Semana de las patatas fritas”, el gobierno del país creó una página web donde los 11 millones de ciudadanos pueden apoyar la petición para conseguir que la receta sea incluidas en la lista del organismo.

“Hay un fenómeno que compartimos con los ciudadanos de habla alemana, francesa y neerlandesa… y es el cono de patatas fritas y la cultura que le rodea. Es más que un producto, es una forma de vida”, dice el presidente de la unión de profesionales de recintos de patatas fritas.

Muchos turistas acuden a conocidos locales como Frit Flagey o Maison Antoine en Bruselas, para degustar este tesoro culinario belga.

“Las patatas son crujientes y por dentro dulces, es realmente diferente de lo que comemos normalmente”, dice un joven.

Un año atrás, el Gobierno de Flandes, región del norte de Bélgica, votó a favor del reconocimiento de las patatas fritas como patrimonio cultural inmaterial.