Última hora

Última hora

Maduro se queda solo

Venezuela y Cuba son los mejores amigos del mundo, pero desde el histórico anuncio del miércoles de La Habana, Nicolás Maduro parece un poco más

Leyendo ahora:

Maduro se queda solo

Tamaño de texto Aa Aa

Venezuela y Cuba son los mejores amigos del mundo, pero desde el histórico anuncio del miércoles de La Habana, Nicolás Maduro parece un poco más solo. De visita en la isla en 2013, el sucesor de Hugo Chávez, hablaba precisamente ese vínculo profundo entre los dos países:

Nicolás Maduro. Presidente de Venezuela:
“Hoy estuvimos cinco horas con Fidel, conversando, recordando al comandante Chávez, recordando que ellos dos construyeron esta relación que va mas allá de una alianza estratégica, es una relación entre hermanos.”

Raúl Castro lo recordaba el domingo pasado en La Habana en la cumbre de los países del ALBA, la alianza creada en 2004 por Chávez y Fidel bajo el “el principio del anti-imperialismo”, la oposición al gran vecino del norte. ¿Sabía Maduro lo que Castro iba a anunciar?

Raúl Castro. Presidente de Cuba:
“Nuestra alianza representa una alternativa real al modelo económico y social que se pretende hegemónico y que hoy se hunde en una crisis sin salida visible.”

Pero los lazos entre los dos países no son sólo ideológicos. Todos los días, Cuba recibe entre 90.000 y 100.000 barriles de petróleo venezolano a precio subvencionado. Una solidaridad que la isla le devuelve enviando médicos a Venezuela. Pero también supone una dependencia económica para la Habana en un momento en que Caracas se enfrenta a una caída del precio del barril en el mercado internacional. Venezuela obtiene el 96% de sus recursos en divisas de las exportaciones de crudo. Y aunque tiene las mayores reservas del mundo, el Gobierno acaba de anunciar recortes presupuestarios. Aunque el índice de inflación no se publica desde hace tres meses, en agosto era del 63,4%, uno de los más elevados del mundo.

Dos días antes del anuncio sorpresa del deshielo entre Estados Unidos y Cuba, el presidente venezolano, Nicolás Maduro se burlaba en un discurso de las sanciones votadas por el Congreso estadounidense contra funcionarios venezolanos. Desde hace 4 años, los dos países no tienen embajadores en sus respectivas legaciones, y sus relaciones diplomáticas se limitan a los intercambios comerciales.