Última hora

Última hora

Los judíos de Francia se sienten cada vez más amenazados

Fue uno de los nombres más coreados por los manifestantes de la comunidad judía francesa; aunque París pidió a Benjamin Netanyahu que no participara

Leyendo ahora:

Los judíos de Francia se sienten cada vez más amenazados

Tamaño de texto Aa Aa

Fue uno de los nombres más coreados por los manifestantes de la comunidad judía francesa; aunque París pidió a Benjamin Netanyahu que no participara en la manifestación contra el terrorismo para no desviar la atención hacia el conflicto israelo palestino, el primer ministro israelí, no quiso perder la oportunidad de fotografiarse con otros líderes internacionales.

La matanza en el supermercado Kosher, que terminó con 4 rehenes muertos, ha reforzado el sentimiento de que Francia se está convirtiendo en una tierra hostil e incapaz de proteger a los judíos. Para muchos, la presencia de Netanyahu ha sido reconfortante

“Es una reacción de solidaridad. Ha tenido razón viniendo, eso nos tranquiliza un poco, nos sentimos más apoyados, es reconfortante.”

“Lo más importante es que se extremen las medidas de seguridad, pero sabemos que eso durará sólo un tiempo. La policía va a tener que hacer bien su trabajo, en profundidad, porque en los barrios periféricos es un cáncer.”

Para el Ejecutivo israelí, además de los 4.700 policías y gendarmes que Francia desplegará para proteger escuelas y centros de culto judíos hay que tomar acciones concretas a escala internacional.:

Mark Regev, portavoz del primer ministro israelí:
“Para nosotros era muy importante hacer esta visita. Primero para expresar nuestra solidaridad con el pueblo de Francia, con el Gobierno de Francia, con la gente de Francia, pero también con la comunidad judía de Francia, que como todo el país, pasa por momentos difíciles. Este no es un fenómeno que afecte a uno o dos países, es una amenaza global. Y lo que es crucial es que lo que vimos ayer, la marcha de solidaridad entre los líderes mundiales, se transforme en acciones concretas, que los gobiernos actúen de forma coordinada y de forma consistente contra el extremismo islámico que nos amenaza a todos.”

Francia alberga la mayor comunidad judía de Europa y la tercera del mundo con entre 500.000 y 600.000 miembros. El año pasado, 7.000 emigraron a Israel, el doble que el año anterior.