Última hora

El papa Francisco se ha mostrado favorable a dar azotes a los niños para disciplinarlos.

En su audiencia general de esta semana, el sumo pontífice ha elogiado a un padre que admitió haber castigado físicamente a su hijo. Un comentario que ha recibido varias críticas en Irlanda o Alemania. En este último país reprender con la fuerza a los hijos es ilegal.