Última hora

"El Papa Francisco quiere reformar la curia vaticana contando con las periferias católicas"

- Fabien Farge, euronews: Ha sido una semana intensa en el Vaticano. El Papa Francisco, ha comenzado desde su elección en marzo de 2013 una reforma

Leyendo ahora:

"El Papa Francisco quiere reformar la curia vaticana contando con las periferias católicas"

Tamaño de texto Aa Aa

- Fabien Farge, euronews:
Ha sido una semana intensa en el Vaticano.
El Papa Francisco, ha comenzado desde su elección en marzo de 2013 una reforma ambiciosa y compleja de la curia romana. Para analizar la cuestión, hablamos con Sébastien Maillard, corersponsal del diairo francés La Croix en el Vaticano.
Sébastien Maillard, buenos días.
¿En qué punto estamos de la famosa reforma de la curia romana y por qué realizarla?

- Sébastien Maillard, corresponsal del diario La Croix:
Antes del cónclave que eligió al papa Francisco, hace casi dos años, en marzo de 2013, se reunieron todos los cardenales y acordaron que era el momento de emprender esta reforma. El Papa ha esperado a que se pusiera en marcha para consultarles. Y es lo que ha hecho estos dos últimos días. Ha hablado con ellos para conocer sus opiniones sobre la reforma que ellos habían pedido, que era una especie de mandato que le habían confiado desde su elección.

- euronews:
Precisamente, Sébastien, el mandato del que usted habla ya ha comenzado. Ya se ha realizado una remodelación de los servicios económicos y financieros, e incluso se ha creado una secretaría de economía…

- Sébastien Maillard:
Esta es la primera etapa, la creación hace casi un año de una secretaría de economía que ha sido confiada al cardenal australiano Georges Pell. Al igual que un consejo económico con participación a partes iguales y con similares responsabilidades y mismo rango para cardenales y laicos. Esta es una gran novedad, un verdadero paso adelante el conseguido con la creación de esta nueva institución, que supervisará todos los canales financieros del Vaticano. Porque era una cuestión urgente, una brecha que había que arreglar.

euronews:
Pero ahí entramos en arenas movedizas, si me permite la expresión. Hay reticencias evidentes, incluso oposición.

Sébastien Maillard:
Todos los que dirigen una congregación o consejo pontificio han sido advertidos. Fueron informados de la reforma el pasado 24 de noviembre, y pudieron dar su punto de vista. Lo que ha querido hacer el Papa con este consistorio es no avanzar solo. No se trata de hacer la reforma él solo en un rincón. Y, al mismo tiempo, una vez más, todo el mundo considera necesaria esta reforma de la curia. Sobre el fondo nadie se opone, está bien fundamentado. No existen reticencias como ha podido haber en el pasado, o como todavía habrá en el futuro en relación al sínodo sobre la familia, una cuestión completamente distinta.

euronews:
El Papa Francisco habla a menudo de la fuerza de la periferia de la Iglesia, ¿cómo se refleja esto en la elección de los nuevos cardenales?

Sébastien Maillard:
La fuerza de las periferias quiere decir que la Iglesia no está dirigida únicamente desde su centro. La curia romana está ahí para servir a la totalidad de la Iglesia. Y, de hecho, el C9 que ha creado, los nueve cardenales que le rodean proceden de alguna manera de las periferias, vienen de los cinco continentes.
La forma de gobernar del Papa tiene como objetivo hacerlo junto a la Iglesia entera.
Es verdad que todavía hay 57 cardenales europeos entre los 115 electores. Pero ahora hay muchos más procedentes de Asia, de Iberoamérica, de Nortearmérica, de África. Esto refleja la realidad del mundo católico de hoy.

euronews:
El mundo católico, el Papa Francisco lo agita, lo sermonea a menudo. ¿Por qué ese tono más directo?

Sébastien Maillard:
Es su estilo, su naturaleza, su manera de remover las cosas. Y fue también el objetivo de su elección. Es una forma de reformar la Iglesia. No solamente de reorganizar las estructuras, los dicasterios u organismos que la forman, de hacer un nuevo organigrama. Es una manera también de imponer un nuevo tono.
Lo hemos visto sobre todo en el sínodo sobre la familia de octubre, en el que ha dicho, “hablad todos libremente, abiertamente”. Algunos comentaban que era la primera vez que teníamos un verdadero sínodo, con libertad de palabra. Así que el Papa, de alguna manera, retoma también este estilo evangélico. Es su forma de ser misionero.