Última hora

Última hora

Ucrania: la toma de Debáltsevo amplía las divisiones entre Rusia y Occidente

Una violación flagrante del alto el fuego. Así han calificado las potencias occidentales la toma de Debáltsevo por los separatistas. El presidente

Leyendo ahora:

Ucrania: la toma de Debáltsevo amplía las divisiones entre Rusia y Occidente

Tamaño de texto Aa Aa

Una violación flagrante del alto el fuego. Así han calificado las potencias occidentales la toma de Debáltsevo por los separatistas.

El presidente ucraniano Petró Poroshenko ha querido quitarle hierro al asunto y ha dicho que la retirada de la ciudad era inevitable.

“Nuestras tropas se han retirado de una manera planificada y organizada con nuestra artillería pesada de blindados, camiones, artillería móvil y vehículos de transporte y hemos tomado nuevas posiciones defensivas”, decía Poroshenko antes de hacer una visita a sus tropas en el frente.

La Unión Europea no solo ha criticado la ofensiva de anoche sobre la estratégica ciudad, también ha acusado a Rusia de echar por tierra lo acordado en Minsk.

“Déjenme decirles que los acontecimientos de esta noche en Debáltsevo han sido una violación clara del alto el fuego y del acuerdo firmado. Rusia y los separatistas tienen que implementar inmediatamente y plenamente los compromisos acordados en Minsk, empezando con el respeto del alto el fuego y la retirada de todo el armamento pesado”, decía la jefa de la diplomacia europea Federica Mogherini.

Moscú no solo se defiende de las acusaciones sino que lamenta que el Ejército ucraniano no rompiera antes el cerco a la ciudad retirando su artillería pesada como estipulaba el alto el fuego de Minsk.

“Prácticamente en toda la longitud de la línea divisoria se ha respetado el alto el fuego y en algunas zonas existía la voluntad, al menos los rebeldes lo dijeron públicamente, de retirar el armamento pesado. La excepción es la llamada trampa de Debáltsevo y estamos decepcionados por lo que pasa allí. Una vez más hacemos un llamamiento a todos, incluidos los que están en Debáltsevo, para parar la violencia. Sí, hay personas que están bajo asedio, pero decidamos su destino a través de la negociación y pensando en las vidas de la gente”, apuntaba el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.