Última hora

Última hora

Tres pacientes ya pueden manejar sus manos robóticas con las señales de su cerebro

Un equipo dirigido por el profesor austriaco Oskar Aszman ha cambiado la vida de tres pacientes mediante el primer transplante de manos biónicas

Leyendo ahora:

Tres pacientes ya pueden manejar sus manos robóticas con las señales de su cerebro

Tamaño de texto Aa Aa

Un equipo dirigido por el profesor austriaco Oskar Aszman ha cambiado la vida de tres pacientes mediante el primer transplante de manos biónicas realizado con éxito. La revista británica ‘The Lancet’ ha informado del importante avance que supone la técnica, que incluye la amputación del miembro dañado, su sustitución por una prótesis robótica y transplantes de músculos y nervios.

“La decisión de deshacerse de su propia mano no fue sencilla. ¿Por qué? Porque el paciente todavía tiene esa mano. Pero no hay que olvidar que estos pacientes han vivido sin las funciones de la mano durante unos diez o quince años”, explica el profesor Aszman.

Milorad Marinkovic perdió la funcionalidad de su mano derecha en un accidente de moto. En 2011 se le realizó una amputación, pero antes hizo un programa de rehabilitación para activar nuevos músculos y aprender a manejar señales eléctricas con el cerebro: “Fue algo completamente nuevo. No había sido capaz de sujetar nada desde 2001, de usar mi mano derecha. Pero todo fue perfecto. Me sentí muy bien con mi nueva mano, se convirtió en una parte de mí y no podría vivir más sin ella.”

Pese a las evidentes ventajas de esta ‘reconstrucción biónica’, también puede haber complicaciones, entre las que está la necesidad de tomar medicamentos de por vida para evitar el rechazo a la nueva extremidad.