Última hora

Última hora

33 años después, la justicia francesa intenta esclarecer el atentado en un barrio judío de París

A finales de febrero, se emitieron órdenes de captura internacionales contra tres sospechosos. Uno de ellos, de 59 años, vive hoy en Ramala, en

Leyendo ahora:

33 años después, la justicia francesa intenta esclarecer el atentado en un barrio judío de París

Tamaño de texto Aa Aa

A finales de febrero, se emitieron órdenes de captura internacionales contra tres sospechosos.

Uno de ellos, de 59 años, vive hoy en Ramala, en Cisjordania. El segundo, de 56 años, reside en Noruega, y, el tercero, de 62, en Jordania.

La operación fue atribuida a un grupo palestino disidente de la OLP, el Fatá-Consejo Revolucionario, de Abu Nidal.

“Los procesos de extradición son muy complejos así que nos esperamos a una batalla judicial larga, la de conseguir que esas personas puedan comparecer ante un juez. Es importante hacer justicia aunque haya pasado mucho tiempo, no abandonaremos jamás”, asegura, Guillaume Denoix de Saint Marc, abogado de la Asociación Francesa de Víctimas contra el terrorismo.

El 9 de agosto de 1982, un comando que según algunos testigos estaba formado por entre tres y cinco hombres armados, lanzó una granada contra el conocido restaurante Jo Goldenberg, situado en la calle Rosiers de París.

“Cada vez que paso por aquí, veo el nombre de mi padre y el de todos los demás, nunca olvidaré lo que pasó”, comenta, Mustafa Benemmon, hijo de una de las víctimas.

El ataque, que duró tres minutos, causó seis muertos y 22 heridos. Tras una larga investigación del servicio de seguridad interior galo, varios testimonios anónimos han permitido la identificación de estos tres sospechosos.