Última hora

Última hora

Los británicos votan en las elecciones mas disputadas que se recuerdan entre conservadores y laboristas

Más de 40 millones de británicos están llamados hoy a votar en las elecciones generales más disputadas que ha vivido el Reino Unido en las últimas

Leyendo ahora:

Los británicos votan en las elecciones mas disputadas que se recuerdan entre conservadores y laboristas

Tamaño de texto Aa Aa

Más de 40 millones de británicos están llamados hoy a votar en las elecciones generales más disputadas que ha vivido el Reino Unido en las últimas décadas.

Las encuestas avanzan que ninguno de los grandes partidos tradicionales podrá gobernar el Reino Unido en solitario.

Las encuestas muestran un empate técnico entre Conservadores y Laboristas con alrededor del 33-34% de intención de voto.

La prensa británica es casi unánime al decir que el conservador David Cameron ha enfocado mejor la campaña, aireando los temas que han ocupado el espacio político: economía o inmigración.

El laborista Ed Miliband se enfrenta al dilema de, quizás, tener que negociar en Westminster con el partido que, según los sondeos, va a borrar a los laboristas del mapa en Escocia: El independentista Partido Nacional Escocés.

Lo único seguro a estas horas es que no hay nada seguro en estas elecciones británicas, las más disputadas que se recuerdan.

El comentarista político Charlie Wolf, opina: “La gente no está muy contenta con la gestión de los Conservadores pero creo que en el momento de votar se preguntaran si confían en el programa económico de Miliband”.

Estas elecciones pueden dar la puntilla al bipartidismo y suponer la instalación definitiva en el sistema de fuerzas como el euroescéptico Partido de la Independencia del Reino Unido, al que los sondeos dan buenos resultados aunque lejos de los objetivos que se ha marcado su líder, Nigel Farage.

Los cinco años de coalición con Cameron pueden pasar factura a los Liberales Demócratas de Nick Clegg, que no obstante seguirán contando como partido bisagra.

Y la gran sopresa parece venir de Escocia. Los sondeos muestran que Nicola Sturgeon y el Partido Nacional Escocés pueden irrumpir en Westminster con hasta cincuenta diputados.