Última hora

Última hora

Los 28 refuerzan su relación con los países de la Asociación Oriental

La UE ha reiterado en Riga que no se dejará intimidar por Moscú

Leyendo ahora:

Los 28 refuerzan su relación con los países de la Asociación Oriental

Tamaño de texto Aa Aa

Los 28 han reiterado en la cumbre de Riga que no dejarán intimidarse por Moscú y que continuarán con su acercamiento económico y político con los países de la Asociación Oriental. La Unión Europea ha respaldado la soberanía e independencia de estos países y también ha dejado claro que este acercamiento no implica una adhesión más rápida al bloque.

“La Unión Europea es un socio de larga duración, nuestra asociación así como la cumbre de Riga no tienen como objetivo tomar decisiones dramáticas o dar pasos de gigante, no. Nuestra relación se construye sobre la base de la libre elección, respeto e igualdad. Nuestra relación va a seguir adelante paso a paso”, ha dicho el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

También ha recordado que ya hay acuerdos de asociaión y libre comercio firmados con Ucrania, Moldavia y Georgia. Con Armenia la Unión Europea ha alcanzado un entendimiento sobre el alcance de la futura relación y con los demás siguen los avances.

“En el marco de la Asociación Oriental, cada país tiene sus propias oportunidades y sus posibilidades y esa es la diferencia con respecto a Rusia, porque en la esfera de influencia rusa todos tienen que seguir los principios dictados por un solo centro”, ha explicado el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko.

Tras la cumbre ambas partes han firmado una declaración común pero Bielorrusia ha rechazado por escrito algunos puntos.

Natalia Richardson-Vikulina, euronews:
“Los seis países de la Asociación Oriental están claramente divididos en dos bandos: Ucrania, Georgia y Moldavia que quieren unirse a la Unión Europea y Armenia, Azerbaiyán y Bielorrusia que no tienen aspiraciones europeas. Obviamente, hay diferencias significativas entre los países de la Asociación Oriental. Según los observadores la Unión Europea debe cambiar el formato de las relaciones con los vecinos del Este”.