Última hora

Última hora

Incertidumbre en Turquía tras la pérdida de la mayoría absoluta del AKP

Las urnas han desbaratado la ambición de Recep Tayip Erdogan de una república presidencialista. Al implicarse a fondo en la campaña electoral, aunque

Leyendo ahora:

Incertidumbre en Turquía tras la pérdida de la mayoría absoluta del AKP

Tamaño de texto Aa Aa

Las urnas han desbaratado la ambición de Recep Tayip Erdogan de una república presidencialista. Al implicarse a fondo en la campaña electoral, aunque esté prohibido por la Constitución turca, el presidente ha hecho de estas elecciones un plebiscito sobre su política, del que sale como el gran perdedor.

Su partido, el AKP, tiene tres millones de votos menos que en 2011 y, aún más grave, ha perdido más de 70 escaños, quedándose muy lejos de sus habituales mayorías absolutas. Por primera vez desde 2002, el AKP no podrá gobernar en solitario.

Ahmet Davutoglu, primer ministro saliente y hombre de confianza de Erdogan, se ha convertido así en el artífice de la mayor derrota electoral en la historia del AKP. El domingo por la noche, sin embargo, intentó tranquilizar a sus seguidores subrayando que pese a todo habían ganado las elecciones, aunque como recuerda el titular del periódico progubernamental Sabah, es una victoria sin poder.

Las elecciones han propiciado otro cambio importante: la entrada en el Parlamento por primera vez del partido de izquierdas prokurdo, HDP. La bestia negra del partido gubernamental es Selahattin Demirtas, su líder, que ha logrado un 13% de los apoyos y obtiene 80 escaños. Demirtas descarta una coalición con el AKP y ha declarado muerta la discusión sobre una presidencia ejecutiva.

Turquía entra por tanto en un período de incertidumbre con duras negociaciones a la vista para formar gobierno. La tarea recae en el líder del AKP, Ahmet Davutoglu, pero dadas las reticencias de los otros partidos, el Parlamento podría negarle la confianza. Si no la consigue en 45 días, el presidente tendrá que convocar nuevas elecciones para 90 días después.

Melis Özoğlu:
Las elecciones del 7 de junio marcan el comienzo de una nueva era en Turquía. El partido prokurdo ha superado el umbral del 10% necesario para entrar en el Parlamento, y el AKP, en el poder desde hace 13 años, ha perdido su mayoría absoluta. ¿Qué escenario se perfila a partir de ahora en la política turca? El analista Faruk Acar, responde a nuestras preguntas desde Estambul.
Empezamos, como no, con una pregunta que todo el mundo tiene en mente. Aunque el AKP ha sido el partido más votado, ha perdido votos. Según usted, ¿cuál es la razón?

Faruk Acar, analista:
Bueno, en realidad, el partido en el gobierno no empezó a perder votos la semana pasada. El caldo de cultivo fueron las protestas del parque Gezi, la impunidad de ministros implicados en casos de corrupción que no han sido juzgados y la detención de periodistas justo antes de las municipales.

Todos estos acontecimientos han creado una ecuación en la que las diferentes capas de la población se han posicionado contra Erdogan. Este resultado constituye un mensaje muy importante que habrá que tener en cuenta de ahora en adelante. Los enfrentamientos entre Erdogan y el Banco Central de Turquía y los malos resultados económicos en los últimos tiempos también ha influido en los resultados electorales. Todo esto, en general, ha erosionado al electorado del AKP.

euronews:
Hablemos de coaliciones, ¿qué partido podría formar gobierno con el AKP?

Faruk Acar:
Se podría decir que el AKP no tiene una afinidad en particular con ningún otro de los partidos con representación parlamentaria. Además, aquí lo importante no es la actitud del AKP hacia los otros partidos. Es más bien lo que piensan los otros partidos del AKP.

Aunque el AKP ha ganado las elecciones no ha conseguido un porcentaje de diputados suficiente para gobernar en solitario. Por eso tratará de tejer alianzas. El problema es que la distancia entre el partido islámico y los otros partidos y sobre todo, el tono empleado durante la campaña han llevado a las demás formaciones a cerrar sus puertas a Erdogan, excepto el CHP.

Como sabemos que es casi imposible que los kurdos, los nacionalistas y los socialdemócratas formen una alianza, (CHP; MHP; HDP), probablemente tendremos un gobierno en minoría del AKP. Pero personalmente creo que no podrá evitar las elecciones anticipadas.

euronews:
¿Qué opina del éxito que ha obtenido el HDP?

Faruk Acar:
Si nos fijamos en lo que pasó entre Erdoğan y Demirtaş durante las anteriores presidenciales, vemos que este último ha sido capaz de aumentar su popularidad. Y gracias a eso, ha conseguido hacerse con el apoyo de los indecisos. Sin embargo, durante este proceso electoral, el AKP, en lugar de apuntar directamente contra el CHP ha ido más contra la coalición filo kurda.

El discurso anti Erdogan del HDP ha conseguido atraer a votantes socialdemócratas. Gracias a o debido a esta situación, estos votantes han preferido votar por los filo kurdos en vez de por la oposición histórica.

Los votos estratégicos, y el de los indecisos y el hecho de que el partido se presente como el partido de todos los turcos y no sólo de los kurdos, además de que han presentado candidatos de todos los estratos sociales, hace que podamos hablar de un partido socialdemócrata que será un rival directo y muy difícil para el CHP.