Última hora

Última hora

La sequía amenaza con diezmar la cosecha de trigo en Rusia

Los productores de trigo de la región rusa de Rostov cruzan los dedos para que la lluvia riegue sus campos en las próximas semanas. De lo contrario

Leyendo ahora:

La sequía amenaza con diezmar la cosecha de trigo en Rusia

Tamaño de texto Aa Aa

Los productores de trigo de la región rusa de Rostov cruzan los dedos para que la lluvia riegue sus campos en las próximas semanas. De lo contrario, tendrán pérdidas de entre el 5% y el 20% de sus cosechas.
Este año, las condiciones hídricas son especialmente difíciles, como explica el responsable de la explotación agrícola del grupo RZ Agro.

Roman Bondarev, jefe de operaciones del grupo RZ Agro:
“Las condiciones climáticas han sido difíciles para nosotros desde el otoño. Había una falta de humedad importante. Luego, a principios de abril, llegaron las lluvias y los depósitos de humedad aumentaron. Eso permitió el desarrollo del trigo hasta el nivel que ven ahora.”

Las altas temperaturas, de hasta 34 grados en mayo, y la falta de precipitaciones registradas en Rostov, se dejaron sentir también en la región de Krasnodar, más al sur.

Las regiones rusas de Rostov, Krasnodar y Volgogrado exportan trigo a los mercados mundiales, sobre todo al norte de África y a Oriente Medio a través del Mar Negro

Otro problema para los productores de grano deriva de la fuerte caída del rublo frente al dólar en 2014, porque aunque favorece las exportaciones, agumenta los gastos en bienes de equipo.

Andrei Shirai. Director de Donskoye: “Antes de 2011 sólo teníamos vehículos de fabricación rusa. Y en el año 2011 empezamos a comprar sólo vehículos fabricados en el extranjero. ¿Por qué? Pues porque esos vehículos son mas robustos, consumen menos combustible y piezas de repuesto.”

Los fértiles campos de estas regiones del sur de Rusia necesitan 20 milímetros de agua de lluvia al mes para lograr una cosecha de dos toneladas y media por hectárea, mientras que los campos con un suelo peor, sólo dan una tonelada y media por hectárea.