Última hora

Última hora

Al menos 37 personas mueren en Túnez en un atentado perpetrado en la localidad turística de Susa

Otras 36 personas han resultado heridas, algunas se encuentran en estado crítico. En una jornada en la que el terrorismo también ha golpeado a

Leyendo ahora:

Al menos 37 personas mueren en Túnez en un atentado perpetrado en la localidad turística de Susa

Tamaño de texto Aa Aa

Otras 36 personas han resultado heridas, algunas se encuentran en estado crítico.

En una jornada en la que el terrorismo también ha golpeado a Francia y Kuwait, dos hombres armados han sembrado el terror en el recinto del hotel “Imperial Marhaba”, de la cadena española Riu, donde empezaron a disparar contra las personas que estaban en la playa. También han atacado un hotel vecino, el “Muradi Palm Marinay”.

Fuentes hospitalarias han informado de que entre las víctimas hay ciudadanos británicos y personas de otras nacionalidades europeas. Las autoridades españolas por el momento no tienen constancia de que haya nacionales entre los fallecidos.

Uno de los asaltantes, un estudiante tunecino que no estaba fichado por la policía, ha sido abatido por las fuerzas de seguridad tunecinas.

Algunas informaciones apuntan a que una segunda persona habría sido detenida a un kilómetro de distancia de los hoteles.

Este ataque contra uno de los principales destinos turísticos de Túnez se produce tres meses después de que una veintena de extranjeros perdieran la vida en el atentado yihadista contra el museo del Bardo, en la capital del país.

Dos atentados en lo que va de año que han tenido como objetivo el sector turístico; uno de los principales motores económicos de Túnez.

Algunos testimonios dan buena cuenta del horror vivido este viernes en Susa.

“Por la mañana acompañé a un amigo que quería presentarse a una oferta de trabajo en el hotel. Así que él entró y yo me quedé fuera esperando. Minutos más tarde, escuché el sonido de disparos procedente de la playa, luego vi a un hombre disparando a los turistas y corriendo hacia la piscina. Los turistas entraron en pánico y trataron de escapar. Luego lanzó una granada contra ellos. Vi a un hombre muerto por la explosión y creo que había una mujer a su lado gravemente herida”, relata este joven.

El presidente tunecino se ha desplazado a la zona hotelera afectada, donde ha anunciado que el Estado “adoptará medidas dolorosas, pero necesarias” y que ha instado al jefe del Gobierno “a revisar las autorizaciones acordadas a ciertos partidos” políticos.

Beyi Caid Essebsi ha asegurado que Túnez “está en una guerra que no concierne sólo a las fuerzas de seguridad y a la Armada, sino a todos”.