Última hora

Última hora

Reciclar para crecer: el modelo danés de 'simbiosis industrial'

Kalundborg (Dinamarca) es desde hace 40 años un pequeño puerto y una referencia en ecología industrial. Aquí la llaman ‘simbiosis industrial’. Dicho

Leyendo ahora:

Reciclar para crecer: el modelo danés de 'simbiosis industrial'

Tamaño de texto Aa Aa

Kalundborg (Dinamarca) es desde hace 40 años un pequeño puerto y una referencia en ecología industrial. Aquí la llaman ‘simbiosis industrial’. Dicho de otro modo: los desechos de unasempresas se convierten en los recursos de otras. Para guiarnos está Mette Skovbjerg, la referencia en simbiosis industrial en el país, ¿cuáles son las ventajas de este sistema?

Mette Skovbjerg
“Entre los siete participantes que tenemos en Kalundborg reducimos las emisiones anuales de CO2 en torno a las 275.000 toneladas y ahorramos 80 millones de euros anualmente.

La idea es extender el sistema a otras empresas. Vamos a visitar una de ellas. La de Ken Gaarde, especializada en la limpieza de cisternas, consume una cantidad muy importante de agua. Tras 6 meses Ken trabaja con Mette para encontrar una manera de reutilizar el agua consumida, lo que le permitiría reducir los costes de producción. “Integrándome en la simbiosis podríamos reducir a la mitad la factura de electricidad en el proceso de filtrado de agua. Además queremos ser una empresa verde. Es muy importante para nuestros clientes”, explica Ken.

Él espera encontrar solución para los otros desechos plásticos y metálicos. Está convencido: integrar la simbiosis pemitiría desarrollarse a su pyme: “Con el ahorro que tendríamos podríamos invertir en una segunda línea de limpieza, lo que permitiría crear nuevos empleos para la región de Kalundborg”, asegura.

Acabamos de ver el potencial de la empresa de Ken… ¿cuál es la siguiente etapa para él ahora mismo. Mette los explica: “El siguiente paso es ayudar a Ken a encontrar a sus socios de simbiosis. Primero, para el metal, es muy sencillo, nos costará unas semanas. Segundo, lo más importante para Ken es saber qué hacer con el agua residual. Esto costará probablemente un año”.

Además del aspecto medioambiental, la simbiosis permite a las empresas aumentar su competitividad, dando valor a sus productos derivados, pero también evitando la importación de recursos naturales. El Centro para la Simbiosis de Dinamarca trata de replicar este sistema. El objetivo es conectar a unas 60 empresas de unas treinta redes de simbiosis en el país.

¿Cuáles son las claves del éxito para una empresa que se quiere unir a este programa?: “Primero debes identificar que desecho quieres reciclar como recurso, tienes que tener valor para asociarte y tienes que mantener la mente abierta a nuevos modelos de negocio”, concluye Mette.