Última hora

Última hora

Costa-Gavras, director de cine: la única esperanza de Grecia es Europa

El drama que vive Grecia, su país natal, podría haber salido de uno de sus guiones, un thriller político, un protagonista que lucha incansablemente

Leyendo ahora:

Costa-Gavras, director de cine: la única esperanza de Grecia es Europa

Tamaño de texto Aa Aa

El drama que vive Grecia, su país natal, podría haber salido de uno de sus guiones, un thriller político, un protagonista que lucha incansablemente contra líderes que parecen todopoderosos. Costa-Gavras, director de cine, dos premios Oscar, icono del cine militante que ahora vive en Francia no ha cesado de denunciar lo que llama “humillación del pueblo griego”.

Costa-Gavras o el talento de retratar el mal

Enrique Barrueco

  • El director de cine Konstantinos Costa-Gavras es algo más que el ganador de dos Oscars como carta de presentación más destacada. Costa-Gavras ha tenido y mantiene el valor y el talento de contar historias del mundo, aquellas en las que el abuso de poder es mayúsculo, inequívoco, casi solemne. Y lo hace con el pulso de un seductor que fija al espectador con la primera imagen. Su alianza con Jorge Semprún le dió el primer Óscar a la mejor película extranjera en 1969 con Z, un bofetón en la cara de los militares golpistas que aplastaron Grecia, borraron la democracia y dejaron un reguero de cadáveres detrás.
  • Costa-Gavras, sabe rodearse, la música de Mikis Theodorakis para Z aún se escucha. Eligió a Yves Montand quien se convirtió en el héroe solitario frente a la violencia golpista. La misma que destrozó Chile en 1973 con otro golpe patrocinado desde la Casa Blanca. El juego Nixon contra Allende fue una catástrofe para el pueblo chileno y Costa-Gavras volvió a fijar para siempre aquel atropello en Missing (1982), su segundo Oscar con un inolvidable Jack Lemon en la piel de un padre que busca a un hijo que no va a encontrar en el Santiago de Chile del general Augusto Pinochet.
  • Antes Costa-Gavras mostró la represión del estalinismo en La confesión (1971), con Yves Montad de nuevo como sujeto de la razón pisototeada.
  • La obediencia perruna, la sumisión miserable al superior, la hipocresía y de algún modo la supervivencia personal nos la muestra en Sección especial(1975). La escenificación de una administración de justicia, tirada por el suelo.
  • Y vuelta a los temas conflictos con Amén (2001) y la complicidad del Vaticano con el régimen de Hitler o El sendero de la traición (1987) y el racismo o La caja de música (1989) sobre el asesino en familia. Ni complaciente ni a favor de la corriente. Su última película El capital (2012) muestra a los financieros campando a sus anchas por el mundo que hoy tenemos.
  • Costa-Gavras es un juvenil octogenario al que pudimos ver en las calles de París el día de la masiva manifestación contra los islamistas que acribillaron a la redacción de Je suis Charlie. Con una escalera de tres peldaños debajo del brazo y un equipo fotográfico colgado del cuello hacía lo que mejor sabe, ver el mundo desde un objetivo y fijar imágenes.
  • Sus películas no buscan el final feliz, nos muestran que en contra de la moraleja conveniente y tranquilizadora, el mal gana, casi siempre; que el fuerte se justifica y triunfa con el golpe que da en el mismo momento en que lo da y que su victoria está justamente ahí, en ese momento. Lo que pase después, la eventual y aplazada “justicia”, eso … para los anales de la historia. En el mejor de los casos.
  • Hoy Costa-Gavras sale a dar la cara a favor del primer ministro griego Alexis Tsipras, que de negociar la salida a una deuda generada por otros gobiernos pasa a ser entronizado como el culpable de una reclamación que se presenta exigente, apremiante, con la urgencia de un pueblo asfixiado económicamente detrás, tomado como rehén. ¿Alguien se imagina a Costa-Gavras defendiendo a la Troika?

- Euronews, Isabelle Kumar: En sus películas suele haber un héroe solitario enfrentado a los excesos del poder. ¿Alexis Tsipras sería su nuevo héroe?

- Costa-Gavras: En cualquier caso para la política, si, para una película no lo sé, veremos más adelante, pero si, creo que es un personaje bastante excepcional para los estándares griegos. Creo que se trata de un hombre que ha salido tal cual de la clase media, ha destacado muy rápidamente. Los griegos le han dado su confianza, toda su confianza, ahí está, ya sabe que algunos se han confundido con respecto a él y sobre lo que pensaba. Yo ya le conocía antes de haber sido elegido, estuvo en París, pidió verme y pasamos una velada juntos.

- Euronews:Digamos que mantenemos esa idea de héroe, de ser un héroe, podría ser también alguien que pusiera a su país en peligro, que se arriesgara demasiado?

- Costa-Gavras: No, el país estaba ya en mala situación, usted lo sabe, en muy mala situación, pero Tsipras ha hecho promesas para ser elegido, ha intentado mantener sus promesas. Pero lo que más me ha emocionado es cuando llegó a Bruselas, a ese lugar extraordinario que todos hemos visto en televisión, con gente absolutamente extraordinaria, personalidades de la política y de la economía y de pronto plantó cara y dijo: “No, yo lo que quiero es esto”. Esto me hizo acordarme de Caballero sin espada, El señor Smith va a Washington, usted recordará la película de Frank Capra sobre un joven de pueblo que llega al Senado estadounidense y resiste, resiste para hacer cambiar las cosas. Me hizo acordarme de esa película, ya que me habla de cine y héroes, pues eso, creo que es ese tipo de héroe.

- Euronews: Pero si hay virtudes, las que me describe, también hay defectos. ¿Qué defectos tendría en su opinión?

- Costa-Gavras: No lo sé, habría que conocerle bien, creo que el defecto que tenemos todos nosotros, los griegos, podría ser no tener una visión global de los problemas. Pero no le conozco lo suficiente como para saber sus defectos, debe esconderlos bien en cualquier caso.

- Euronews: Cuando usted dice por ejemplo que él no ve la extensión, digamos del problema, ¿se refiere a Europa, al impacto que lo que hace podría tener en Europa?

- Costa-Gavras: Eso es. Pero, en mi opinión, su situación es muy simple, llega al poder por una mayoría muy muy estrecha, muy frágil y ha hecho promesas al pueblo, como todos los políticos, para resultar elegido. Ha sido elegido. Y hace lo que ningún politico hace: mantener sus promesas. E insiste, insiste, insiste, hasta hoy y hoy mismo llega a un punto en el que no puede más. En fín, hoy, hace una semana o diez días, ha visto que no podía mantener sus promesas. ¿Entonces, qué ha hecho? Convocar un referéndum.

- Euronews: ¡Pero la gente no comprendía las preguntas que les hacían!

- Costa-Gavras: La pregunta.

- Euronews: ¿Es democrático un referéndum si no se entiende la pregunta que se formula?

- Costa-Gavras: Eso depende de cómo se explique la pregunta, que sean los políticos o los medios. Yo le he explicado la pregunta a mi nieto, Théo, que tiene ocho años y la ha comprendido de inmediato. Pero creo que se ha mezclado esto con la política, con cifras y lo que entendemos como cifras después de un mes con esta historia. Es horroroso, al principio no se entendía nada. Y yo me decía que se le explicaba mal a todo el mundo.

- Euronews: Les hemos pedido a nuestros internatutas que nos envíen preguntas para esta entrevista. Hemos recibido muchas, especialmente desde Grecia. Stavros Rossos se refiere a su película, su última película El capital, si ve alguna relación entre Tsipras y los personajes de la película. Y para nuestros espectadores voy a recordar que habla de la melagomanía de los bancos, de los financieros.

- Costa-Gavras: No, no veo ninguna relación. Personalmente creo que los banqueros y las finanzas han llevado al mundo, a Grecia y al mundo, a donde estamos hoy. Tal cual. A esta especie de supercapitalismo en donde la gente ya no cuenta, donde cada vez hay más y más pobres y más y más ricos.

- Euronews: Precisamente al final de la película el protagonista dice: “Soy el nuevo Robin Hood: robo a los pobres para dárselo a los ricos”. ¿Sería esta la metáfora de Grecia y sus acreedores?

- Costa-Gavras: Bueno de alguna manera. Pero hay que ver cómo ha llegado la deuda a Grecia. ¿Quien es el responsable? Es un gran, gran problema. En todo caso Tsipras no tiene nada que ver en mi opinión con los banqueros de mi película. Eso está claro.

- Euronews: Si seguimos con la metáfora, Grecia también ha sido seducida por el dinero. También es culpa de Grecia el haber llegado a esta situación. Parece que siempre es culpa de otros.

- Costa-Gavras: Claro que es culpa de Grecia, de los políticos anteriores, griegos, que han dejado el país así, que caiga en esta situación, y además los griegos que no han tenido cuidado. Pero los bancos les decían: ¿usted quiere irse de vacaciones? Muy bien nosotros le damos el dinero. Así que la gente cogía el dinero sin pensárselo mucho. ¿Quieren comprarse un coche? Muy bien, vengan y les damos dinero para que se compren coches. Así que en un momento dado esto llegó a tal punto que no podían pagar los plazos. También es eso. La responsabilidad es doble e incluso yo diría que triple, porque Europa también tiene su cuota de responsabilidad. Veían con muy buenos ojos que la deuda subiera subiera, subiera y no hicieron nada para pararla. Veamos también que Francia, Holanda y sobre todo Alemania vendían muchos productos a Grecia. Han llegado incluso a vender submarinos, muy caros ¡Y a plazos!

- Euronews: Pero entonces por qué Grecia se incorporó a la Zona Euro? ¿Usted nunca tuvo dudas? ¿Nunca se dijo “Grecia no está preparada”?

- Costa-Gavras: Si, yo incluso hubiera querido que antes de entrar en la Zona Euro deberían haber dicho: bien necesitaremos dos o tres años para modernizar el país, para hacer una administración que funcione”. Siempre he dicho que Grecia es una nación pero que no hay estado.

- Euronews: Usted tiene una doble perspectiva: francesa y griega. Desde su perspectiva francesa ¿puede comprender a los miembros de la Zona Euro que dicen: ¿Por qué no soltar el eslabón más débil de Europa? Al fin y al cabo han tenido cinco años para ordenar la casa.

- Costa-Gavras: Por un lado lo entiendo y por otro no. Porque si los apartan ¿qué pasaría? Los griegos acuñarían otra moneda, el dracma o lo que fuere. Inmediatamente se devaluaría no sé cuanto, el cincuenta o el treinta por ciento. Así que la deuda subiría automáticamente otro tanto. Con lo que sería todavía más difícil de pagar. Así que esa deuda no la pagarían nunca. Así que lo mejor es que se queden en Europa para que puedan pagar la deuda parcial o totalmente.

- Euronews: ¿Cuales serían las consecuencias sociales para Grecia si saliera del euro?

- Costa-Gavras: Trágicas, trágicas, trágicas, se volverían hacia países como Rusia, que tiene muchas ganas detener una salida al Mediterráneo ¡o a China que tiene muchas ganas de tener una vía de acceso a Europa!

- Euronews: Alexis Tsipras también hace un doble juego porque por un lado trata a Europa de chantajista pero de alguna manera también chantajea a Europa porque se establecen vínculos diplomáticos con Rusia.

- Costa-Gavras: Si pero hay muchas razones para eso en mi opinión. En primer lugar Francia vende muchas cosas a Rusia pero ahora todo está parado por las relaciones de Europa con Rusia. Pero también, como buen político, ha sacado otra carta para decir: Ojo que tengo otra posibilidad. Bueno, ese es el juego político. Me parece de lo más normal.

- Euronews: Hemos recibido esta pregunta de Konstantinos Christofis, porque sé que Grecia le afecta que le dice: “¿qué le viene a la cabeza cuando oye otra vez la palabra Hellas, Grecia?”

- Costa-Gavras: Hellas, eso quiere decir … bueno es algo que me afecta profundamente sobre todo porque Grecia está en una situación muy grave. Cuando todo va bien me da igual. Ni siquiero lo pienso. Pero cada vez… por ejemplo cuando los coroneles tomaron el poder estaba tan furioso que rodé la película Z ¡por eso hice Z! Hoy no tengo los medios no tengo la historia para hacer una película; así que vengo aquí a hablar de Grecia para decir que Tsipras no es quien usted cree que es.

- Euronews: Pero la situación en Grecia va a empeorar y tenemos la impresión de que pase lo que pase va a empeorar en lugar de mejorar: el 60% de los jóvenes están parados, se habla de una “generación perdida” pero aquí de cuantas generaciones perdidas estaríamos hablando en su opinión?

- Costa-Gavras: Está el paro pero también está los que se van. Y eso es un empobrecimiento más para Grecia porque no es seguro que vuelvan evidentemente. Pero es precisamente lo que Tsiras intenta eliminar. Y eso es algo que han hecho los políticos de izquierda y de derechas que han dirigido Grecia desde hace decenas y decenas de años. Es por culpa de suya por lo que Grecia ha llegado a esto.

- Euronews: Usted ha estado hace poco en Grecia. Cómo ve al pueblo griego en este momento? – Costa-Gavras: Es espantoso, la gente está desesperanzada, encerrada en un círculo vicioso, cuentan problemas sin cesar porque todos tienen problemas salvo naturalmente los que tienen medios pero de esos he visto pocos he visto sobre todo el otro lado y es verdad que quieren cambios. Cambiar, cambiar … y su única esperanza es Europa.

- Euronews: Pero si quieren cambiar tendrán que responsabilizarse y se dice que el único mercado que funciona en Grecia es el mercado negro. ¿Existe el sentido de la responsabilidad?

- Costa-Gavras: Creo que están dispuesto a cambiar con la condición de que los políticos les indiquen el camino y de que sean también honestos.

- Euronews: Bueno, precisamente Alexis Tsipras no ha puesto en pie las reformas sobre el clientelismo, no lo ha hecho de tal forma que sea reconocido el mérito de cada cual.

- Costa-Gavras: Mire lleva cinco meses… yo para hacer una película necesito dos años. Para cambiar un país en cinco meses con todos los problemas que tienen con los europeos y la deuda … Sin embargo sé que han empezado a estudiarse muchas reformas y eventualmente a aplicarlas. No las conozco todas pero me han hablado de algunas. Pero es verdad que hace falta tiempo para cambiar un país. Un país que ha ido cayendo años y años hasta llegar a su situación actual. El pueblo no cree ya en ese tipo de políticos.

- Euronews: Entonces no creen ya en Tsipras? Porque cuando hablamos de referéndum el sesenta por ciento estaban a favor ¡pero el cuarenta por ciento en contra!

- Costa-Gavras: Necesariamente, pero el 60 por ciento es mucho porque fue elegido conun 36 % así que ya ve lo que ha hecho de bueno en unos meses. La gente cree en él.

- Euronews: Hablemos de los grandes problemas del país. Hemos recibido esta pregunta de Barbara Simons Shuwarger: «¿Hay más politicos corrompidos en Grecia que en otros países? Si ese es el caso ¿por qué?”.

- Costa-Gavras: En Grecia se ha desarrollado por culpa de los partidos una especie de clientelismo espantoso. No se vota por un gobierno que hará leyes, que guiará al país, no, se vota por los propios intereses. ¿Qué nos va a dar este diputado? Eso es lo peor que puede pasar. ¿Y qué hacen los diputados? Intentan complacer al electorado. Es al peor de las democracias. Es una especie de dictadura de otro tipo. Eso es lo que tiene que cambiar.

- Euronews: Alexis Tsipras ha declarado, cito textualmente, que “nadie tiene derecho a dividir Europa”. No le parece una ironía bastante trágica que si alguien está en trance de dividir Europa sea precisamente él?

- Costa-Gavras: ¿Usted cree que Europa estaba unida? Europa está completamente dividida. Cada uno va a lo suyo. Mire a los ingleses a los holandeses, cada uno tira para casa, lo que pasa en Europa es espantoso. ¿Pero por qué? Porque Europa no está cimentada sobre bases políticas. Empezó con Delors y después con Barroso tiró la toalla.

- Euronews: ¿Pero no diría usted que Tsipras ha dividido Europa con sus propuestas? Lleva a Grecia a salir de Europa.

- Costa-Gavras: No. Son los europeos los que la ponen en la puerta.

- Euronews: Son los dos.

- Costa-Gavras: Si resulta que Europa se ha dividido por causa de Tsipras en cinco meses es que no era muy sólida.

- Euronews: ¿Entonces quien cree que serían los aliados de Grecia en Europa, tiene aliados?

- Costa-Gavras: Francia.

- Euronews: ¿Cree de verdad que Francia es su aliada?

- Costa-Gavras: En gran parte. El Primer ministro, el presidente y ayer he oído hablar a otros políticos de una manera muy positiva para Grecia. Pero los países tienen intereses, no hacen amigos, no tienen aliados, ya sabe, tienen intereses. Así que cada uno cuida sus intereses.

- Euronews: Exactamente entonces ¿cree usted que el presidente François Hollande va a escoger a Atenas en detrimento de Berlin?

- Costa-Gavras: No, escoger … las cosas no son así. Creo que va a intentar encontrar una solución entre los dos.
Mire en las negociaciones si quiere ser ecuánime no puede haber un vencedor hace falta siempre que haya un compromiso de ambos lados y que los dos cedan en algo para que exista una buena negociación. Si no es la dictadura del más fuerte. Es verdad que la señora Merkel tiene todos los poderes ahora mismo en Europa y eso quiere decir que Europa no está unida entantio que hay un poder predominante.

- Euronews: Me he referido a los aliados de Tsipras y los hay bastante sorprendentes: tenemos a Marine le Pen, la lider del Frente Nacional. Puede que Tsipras, sin saberlo, ha jugado en el campo de los euroescépticos.

- Costa-Gavras: No, no, no ha jugado en el campo de los euroescépticos por lo que yo sé. Siempre ha jugado en el sentido del bien para los griegos. Ahora bien si algunos se han acercado a él como la señora Le Pen, como el señor Mélenchon y algunos más para poder decir cosas en su línea eso no es falta suya, creo yo.

- Euronews: El antiguo ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, se ha convertido casi en un icono, es una estrella de la política. Incluso he leído que le describían como el George Clooney de la política.

- Costa-Gavras: Lo que no es un paralelismo políticamente muy interesante. Clooney es un actor y el es un político un experto en finanzas, eso son cosas de los medios.

- Euronews: Y qué le parece a usted? Hemos visto su salida ¿ha sido sacrificado? ¿Debía irse?

- Costa-Gavras: No, el debía irse seguramente porque su imagen ante los europeos no era buena. Lo que no se es si está justificado o no. Por lo que sé, he leido su blog de vez en cuando, suma la imagen no está justificada. Pero bueno, eso es otra cosa. Pero para seguir la negociación Tsipras ha hecho bien en dejarle irse.

- Euronews: Cuando vemos lo que pasa en Grecia, me he referido a ello al principio, es casi como una película. Tenemos una pregunta de Malcolm Davey que dice: ¿Existe aún el cine político? Porque lo vivimos.

- Costa-Gavras: Todo cine es político. Fue un filósofo francés el que lo dijo y tiene razón: todas las películas son políticas o hay política en todas las películas, podemos analizarlas políticamente. ¿Por qué? Porque nos dirigimos a miles a millones de personas. Y eso es la política.

- Euronews: Entonces le pido que imagine a Alexis Tsipras, Varoufakis, Angela Merkel la canciller alemana, Mario Draghi, el jefe del Banco Central Europeo, como personajes de una de sus películas. ¿Que papeles les daría?

- Costa-Gavras: El papel que tienen en la política. Tal cual. Seguro que haría falta hacer una película de todo esto con parte en clave de comedia.

- Euronews: ¿Cómo sería esa comedia, dígame?

- Costa-Gavras: Bueno sería seria y ligera como decía usted antes, para que la gente también se riera, porque hay cosas cómicas en toda esa gente.

- Euronews: ¿Y qué es lo que nos puede dar risa de lo que está pasando?

- Costa-Gavras: Haría falta tomar nota … a veces su comportamiento, sus mentiras, sus contradicciones: dicen una cosa un día y al día siguiente ya es otra.

- Euronews: Su última película es de 2012, El capital ¿le encuentra un paralelismo con la situación que vivimos ahora? ¿Piensa hacer una película sobre lo que vivimos ahora?

- Costa-Gavras: No, pienso en hacer otra película seguramente, trabajo en otras cosas pero para hacer una película de la situación europea actual creo que haría falta Charlie Chaplin.

- Euronews: Finalmente sus películas hablan de la realidad y de las dificultades sociales, de los abusos de poder ¿Cómo ve la sociedad actual y sus derivas?

- Costa-Gavras: La sociedad tiene hoy una nueva religión que es el dinero. Tal cual. No se piensa más que en él y en como conseguir más cosas. Cada vez penamos menos en los demás. Y como decía antes estamos en una sociedad en la que hay cada vez más ricos y cada vez más pobres. ¿Podemos aceptar que esto siga así? Yo creo que no podemos y sobre todo que no debemos.