Última hora

Última hora

¿Cuáles son las "brutales" prácticas de trabajo de Amazon?

Leyendo ahora:

¿Cuáles son las "brutales" prácticas de trabajo de Amazon?

Tamaño de texto Aa Aa

El New York Times (NYT) ha vuelto a situar a Amazon en el ojo del huracán por los supuestos excesos que comete sobre sus trabajadores. En esta ocasión no se trata de los asalariados de base, los que se ocupan de la clasificación y envío de paquetes, sino de los llamados de “cuello blanco”, aquellos que trabajan en oficinas.

En un largo artículo de investigación publicado el pasado domingo, el rotativo estadounidense denuncia las durísimas y con frecuencia “inhumanas” condiciones laborales que sufren quienes trabajan para el gigante del comercio online. Basado en más de un centenar de entrevistas con trabajadores y extrabajadores de Amazon, el artículo muestra cómo fueron obligados a ir más allá de los límites de lo imaginable en términos de compromiso, lealtad y tiempo dedicado a la empresa.

Algunas de las prácticas denunciadas tuvieron lugar en la Sede minorista de Amazon en Seattle.

sistema de retroalimentación secreto

Los trabajadores son instruidos para que envíen comentarios secretos a la dirección, un sistema de retroalimentación que, al parecer, se utiliza para sabotear a otros compañeros de trabajo. Para tal fin, Amazon pone a su disposición permanentemente una herramienta llamada “Anytime Feedback Tool”.

Esta práctica desemboca en una situación irrespirable, según el NYT, en la que muchos asalariados quedan sepultados por “ríos de intrigas y maquinaciones” en beneficio de la carrera de otros. Basándose en estos comentarios anónimos, la dirección procede a revisar el desempeño de algunos empleados.

Laminado 14 reglas

Para “incentivar” a sus empleados de cuello blanco, Amazon les entrega tarjetas laminadas en las que están grabadas 14 reglas de conducta que recogen los principios de liderazgo de la compañía. Aprendérselas y responder perfectamente a un cuestionario confeccionado a tal efecto, da derecho a un premio en forma de etiqueta virtual que reza “Soy peculiar”.

Frugalidad por encima de todo

Una de las 14 reglas con las que todo empleado de Amazon debe comulgar es la frugalidad. Llevada al extremo, conduce a muchos trabajadores a pagar de su propio bolsillo el teléfono móvil del trabajo o los gastos de viaje profesionales.

Jornadas laborales eternas

Según el New York Times, algunos de los entrevistados aseguran que siguen recibiendo correos electrónicos del trabajo pasada la media noche y que si no responden reciben mensajes de texto de sus superiores preguntando por qué no respondieron a esos correos.

Competición secreta

La dirección ha llegado a hacer trabajar dos equipos en el mismo proyecto, uno de ellos utilizando una tecnología alternativa, sin que el primero estuviera al corriente de nada.

Apodos poco atractivos

“Si eres un buen amazoniano, te conviertes en un Amabot”, el término utilizado en la empresa para designar a quienes se han convertido en parte del sistema, informa el NYT.

Áspero sistema de clasificación

Según el New York Times, todos los años, los gerentes de Amazon discuten sobre el ranking de subordinados, quitando y poniendo sus nombres en esquemas de la organización que proyectan sobre la pared. Los de menor rendimiento serán despedidos. La reunión empieza con una discusión sobre los empleados de nivel inferior, cuyo trabajo se debate frente a los gerentes de nivel superior. A medida que pasan las horas, los directivos van saliendo en sucesivas rondas de la habitación sabiendo que quienes allí quedan determinarán su destino. Este sistema es responsable, según algunos empleados, de la brecha de género que existe en Amazon.

El desacuerdo es clave

Jeff Bezos cree que la armonía es a menudo sobrevalorada en el lugar de trabajo, de acuerdo con el NYT. La regla número 13 establece que los empleados deben “estar en desacuerdo y comprometerse”. Se trata de ser crítico con las ideas de sus colegas antes de alinearse detrás de una decisión.

“Siempre queremos llegar a la respuesta correcta”, ha reconocido Tony Galbato, vicepresidente de recursos humanos, en un comunicado por correo electrónico al NYT. “Sin duda, sería mucho más fácil y pacífico no debatir, pero esto puede dar lugar a una decisión equivocada.”

Resentimientos

Como consecuencia, los nervios están a flor de piel. “Al salir de una sala de conferencias, es fácil ver a un hombre hecho y derecho cubriéndose la cara”, afirma Bo Olson, que trabajó casi 2 años en un puesto de marketing en el departamento de libros. “Vi llorar tras su escritorio a casi todas las personas con las que trabajé”, afirma.

Falta de empatía

Según el New York Times, la dirección de la compañía es totalmente inmune a los dramas de sus trabajadores. Empleados con cáncer, que han sufrido abortos involuntarios o que han atravesado un sinfín de problemas personales se han topado con la indiferencia absoluta y han recibido amenazas de predespido al bajar su rendimiento.

Estos informes están en disputa por la dirección de Amazon

Reacción del Comité Directivo de Amazon

El director de Amazon, Jeff Bezos, ha enviado una nota a sus empleados invitándoles a leer el artículo del New York Times.

Bezos: El artículo del prominentemente NYT cuenta anécdotas que describen una prácticas de gestión sorprendentemente insensibles, habla de personas que son tratadas sin empatía mientras soportan tragedias familiares y problemas graves de salud.
Este artículo no describe el Amazon que yo conozco ni a los “amazónicos” con los que trabajo a diario (…) Pero aunque sea raro o aislado, nuestra tolerancia ante cualquier falta de empatía de este tipo debe ser cero (…) Se afirma que nuestra intención es crear un lugar de trabajo sin alma, donde no hay lugar para la diversión y nadie puede reír. Una vez más, no reconozco ese Amazon, y espero sinceramente que vosotros tampoco (…) Creo que cualquier persona que trabaje en una empresa como la que se describe en el NYT estaría loca si se quedase. Yo dejaría esa compañía”.