Última hora

Última hora

Causas y consecuencias de la devaluación del yuan

Bienvenidos a Business Middle East. Una semana después de que el Banco Popular de China devaluara el yuan, nos fijamos en las reacciones a esta

Leyendo ahora:

Causas y consecuencias de la devaluación del yuan

Tamaño de texto Aa Aa

Bienvenidos a Business Middle East. Una semana después de que el Banco Popular de China devaluara el yuan, nos fijamos en las reacciones a esta decisión, supuestamente tomada para apoyar a la economía del país.

Una vez reducido el valor de la divisa china surgieron un sinfín de preguntas y de dudas acerca de un país considerado uno de los principales motores de la economía mundial. La devaluación tuvo su impacto en los mercados internacionales, las materias primas y el resto de divisas.

Se trata de una conocida táctica financiera: cuando la economía del país se tambalea, los bancos centrales invierten. Lo que sucedió con la expansión cuantitativa de Estados Unidos, Japón y la zona euro no es muy diferente de lo que ha pasado en China. Así que, ¿por qué la devaluación del yuan repercutió en todo el mundo del modo en que lo hizo?. Tratemos de averiguarlo.

Causas y consecuencias de la devaluación del yuan

La decisión del pasado martes de China de devaluar su moneda en un dos por ciento dejó al yuan en su nivel más bajo de los últimos 20 años. Una noticia sorprendente que fue seguida por un descenso del 1,6 el miércoles y otro del 1,11 por ciento el jueves.

Una combinación de factores empujaron a Pekín a tomar esta decisión. La intención con este movimiento no es otra que la de apoyar las exportaciones, que el pasado mes de julio experimentaban una caída del 8,3 por ciento. La previsión de crecimiento chino, por su parte, se había visto reducida por el Banco Mundial a menos del siete por ciento.

A lo largo de los últimos años la moneda china ha sido una de las más estables del mundo pero la creciente fuerza del yuan acabó perjudicando a las exportaciones de este país, debido al alto coste de sus productos.

Una semana después de la acción del banco chino, el yuan aparece claramente devaluado con respecto a la cesta de divisas del FMI. Cae un 2,92 por ciento con respecto al dólar y un 3,89 en relación al euro.

Repercusión en Oriente Medio

La decisión del Banco Popular de China causó un fuerte impactó en los mercados mundiales y en la región de Oriente Medio y norte de África, especialmente en los parqués del Consejo de Cooperación del Golfo o CCG.

Muchos de ellos terminaron la segunda semana de agosto en rojo. El índice de Dubai, por ejemplo, cayó en un 3,35 por ciento.

Al mismo tiempo, las estimaciones muestran que el valor total de los mercados de los Emiratos Árabes Unidos se redujo en cerca de 18.000 millones de dirhams, algo más de 4.400 millones de euros.

El análisis

Los analistas difieren en sus opiniones sobre la devaluación de yuan. Algunos creen que esta decisión ha causado un impacto negativo mientras que otros argumentan que las acciones del banco central chino son totalmente lógicas, naturales y necesarias para ayudar a los negocios del país.

Hablamos de este asunto con nuestro compañero Nour Elden al Hammoury, jefe de estrategias de mercado en ADS Securities, en Abu Dhabi.

Teniendo en cuenta todos los puntos de vista, Nour, ¿está de acuerdo con aquellos analistas que aseguran que China ha empezado una nueva guerra de divisas que podría tener en los mercados a sus víctimas?.

Nour Eldeen al Hammoury: La guerra de divisas no es algo nuevo. Esta guerra ha estado ahí desde la crisis financiera, cuando los países contaban con sus monedas como una herramienta con la que estimular sus economías. Sin embargo, podemos decir que la guerra podría recrudecerse más que nunca. Estas guerras siempre traen nuevas oportunidades, así que no podemos decir de momento si es algo positivo o negativo. Lo que sí sabemos es que trae consigo nuevas oportunidades en los sectores del comercio y la inversión.

La decisión de Banco Popular de China ha sido vista como una acción de reforma. Se trata de una decisión que consideramos normal.

Daleen Hassan, euronews: Ha habido un sinfín de preguntas acerca de esta devaluación. Por ejemplo, ¿cuáles serán las repercusiones sobre la actividad comercial de la moneda en un futuro cercano, especialmente en el Oriente Medio?.

Nour Aldeen al Hammoury : La caída del Yuan tuvo un impacto negativo muy notable en las acciones, especialmente de Oriente Medio. La devaluación de esta divisa trajo consigo la apreciación del dólar y el descenso del precio del petróleo hasta niveles mínimos en lo que va de año. Las bolsas de Oriente Medio reaccionaron con temor a este hecho, que afecta directamente a los presupuestos de los países del Consejo de Cooperación del Golfo.

Arabia Saudí tuvo que volver al mercado de bonos a fin de mantener los niveles actuales de gasto. Los mercados tomaron esta acción como un signo negativo, lo que se tradujo en una fuerte venta de deuda regional. Todo esto a pesar del hecho de que la deuda pública de este país es sólo el 1,6% del PIB, la más baja del mundo.

Por otra parte, no creemos que el yuan vaya a experimentar un descenso notable a partir de ahora. El Banco Popular de China dejó bien claro que las conversaciones acerca de una depreciación de su moneda del 10% no tienen sentido. El propio banco espera que la moneda suba.

Aquí en ADS Securities seguimos viendo una demanda significativa de la moneda china a través de nuestras plataformas, tanto en Asia como en Oriente Medio y Europa. Por tanto, creemos que los comerciantes y los inversores no deben temer ni reaccionar de forma exagerada a las medidas del Banco Popular de China.

euronews: El fondo Monetario internacional celebró la devaluación del yuan. ¿Cree que esto es señal de que esta moneda está cerca de entrar en la llamada “cesta de divisas” del FMI?.

Nour Aldeen al Hammoury: En efecto, el FMI fue el primero en celebrar el movimiento del Banco Popular de China. Esta es otra prueba de que China está haciendo lo correcto y de que esta intervención es necesaria y saludable. Por otra parte, sin duda se trata de un factor positivo de cara a la solicitud de este país de unirse a la cesta de divisas. Las medidas de China fueron un claro mensaje al FMI y al mundo de que está lista para unirse a la cesta.

Esto es todo. Ya saben que pueden compartir sus opciones al respecto a través de Twitter o Facebook usando el hastag #BusinessMiddleEast. Gracias por acompañarnos y hasta la semana que viene.