Última hora

Última hora

El funeral del presunto capo romano Vittorio Casamonica salpica a las autoridades italianas

La polémica continúa en Roma. Sus habitantes desconfían de la idea de que las instituciones italianas no tenían constancia del funeral del presunto

Leyendo ahora:

El funeral del presunto capo romano Vittorio Casamonica salpica a las autoridades italianas

Tamaño de texto Aa Aa

La polémica continúa en Roma. Sus habitantes desconfían de la idea de que las instituciones italianas no tenían constancia del funeral del presunto capo de la mafia romana Vittorio Casamonica. Un hecho que ha criticado radiotelevisión estatal Rai. La cadena ha afirmado que los jueces sabían que iba a celebrarse el funeral y autorizaron a algunos miembros de la familia bajo arresto domiciliario a participar en la ceremonia. Ha asegurado que la policía también estaba al corriente.

“Los romanos celebramos los funerales así. Su voluntad era que hubiera caballos en su funeral, así que llevamos caballos”, dice el sobrino del fallecido, Marco Spinelli, que recibió permiso para ir al acto.

La única sanción hasta ahora ha sido adoptada por la aviación italiana, que ha retirado la licencia al piloto del helicóptero que lanzó pétalos de rosa en el funeral.

“¿Quién podía cerrar las puertas de la iglesia a 500 personas de los Casamonica?. Si el fallecido era el jefe de la mafia, ¿por qué estaba en libertad?”, se preguntó Giancarlo Manieri, cura de la iglesia San Juan Bosco, situada en el barrio romano Tuscolano.

Los medios italianos asimismo han asegurado que en el cortejo fúnebre, había seis caballos, 250 coches y unas 600 personas, que cubrieron un trayecto de 20 kilómetros sin ningún tipo de control.

El clan Casamonica ha sido investigado por tráfico de drogas, blanqueo de dinero y corrupción. El fallecido fue acusado de secuestro en los años 80, aunque nunca fue condenado.