Última hora

Última hora

La ola de solidaridad en Alemania se canaliza a través de multitud de iniciativas populares

La bienvenida a los refugiados que llegan en los denominados trenes de la esperanza se repite no solo en Múnich donde, tan solo ayer, llegaron más de

Leyendo ahora:

La ola de solidaridad en Alemania se canaliza a través de multitud de iniciativas populares

Tamaño de texto Aa Aa

La bienvenida a los refugiados que llegan en los denominados trenes de la esperanza se repite no solo en Múnich donde, tan solo ayer, llegaron más de 3 000 refugiados, sino en otras muchas ciudades germanas. En total, este sábado, el número de refugiados procedentes de Hungría ha superado los 5 000.

Según el portavoz de la policía federal, Simon Hegemueller, la mayor parte de los recién llegados están siendo realojados en dos centros temporales, Neuhausen es el que más gente puede acoger. La capital del Estado de Baviera ha acondicionado, además, una escuela cerca de la principal estación de tren y un centro deportivo en las afueras de Múnich.

Dentro de la estación principal de Múnich, las autoridades han establecido una zona acordonada donde los refugiados son examinados por médicos.

La Deutsche Bahn ha previsto desviar, este domingo, varios trenes procedentes de Salzburgo, Austria, hacia otras ciudades alemanas y evitar así que Múnich se vea saturada.

“Múnich, ciudad abierta al mundo que acoge a toda esta gente con el corazón”

“Mi negocio fue bombardeado, mi casa también, por eso decidí partir de Siria. Espero encontrar aquí una vida mejor para mi y mi familia”, cuenta Homan, refugiado sirio a su llegada a la estación de Múnich.

“He venido desde Regenburg para unirme a los residentes de Múnich, esta ciudad abierta al mundo que acoge a toda esta gente con el corazón”, dice Albert Wagner.

“Aquí hay prosperidad y queremos compartirla con esta gente, queremos mostrarles que son los bienvenidos. Es terrible el trato que les han dado en Hungría”, comenta Barbara Luehers, residente de Múnich.

Una cadena humana daba así la bienvenida a los primeros trenes repletos de refugiados en la estación de tren de Fráncfort. Imágenes tomadas por miembros del colectivo Blockupy:

Miles de voluntarios se han organizado a través de un colectivo berlinés para ejercer de traductores en varios ámbitos como la asistencia jurídica o médica. La comprensión es básica para organizar esta acogida sin precedentes.

Rosenheim está en primera línea de acogida ya que es el punto de entrada de los refugiados que llegan de Viena. Solo, en el mes de agosto, las autoridades de esta localidad fronteriza con Austria registraron a unos 10 000 migrantes, más que en todo 2014.

En twitter, bajo la etiqueta #trainofhope arrecian cientos de mensajes con iniciativas populares como ésta en Frankfurt: cientos de taxistas se ofrecen para trasladar a los refugiados a los diferentes centros de acogida establecidos en el Estado de Hesse: