Última hora

Última hora

La genética predispone al consumo de tabaco y sus consecuencias

Leyendo ahora:

La genética predispone al consumo de tabaco y sus consecuencias

Tamaño de texto Aa Aa

Fumar perjudica seriamente la salud, pero no a todos por igual. Un estudio del Consejo de Investigación Médica británico ha encontrado patrones genéticos que indican una predisposición a fumar, y lo que quizás sea más importante: han detectado que la genética también incide en la salud pulmonar.

Hay personas que fuman durante años sin desarrollar ninguna enfermedad y otras que pueden sufrir problemas pulmonares sin fumar un sólo cigarrillo. Esto es una evidencia, lo que no se había probado hasta ahora es el papel de la genética en estos problemas.

La investigación en la que participan científicos de las universidades de Leicester y Nottingham ha contado con 50.000 participantes seleccionados por la salud de sus pulmones entre el medio millón de donantes del UK Biobank, el banco de datos genéticos del Reino Unido, el mayor de Europa.

Se tomaron individuos con buena, normal o mala salud pulmonar y se estudiaron 28 millones de variantes genéticas de cada participante, encontrándose 6 variantes asociadas con la predisposición a fumar, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y la salud pulmonar en general.

Los pulmones de los “fumadores sanos” reaccionan mejor a los daños y tienen una mayor capacidad de regenerarse, en cambio hay no fumadores con un perfil de ADN que les hace más susceptibles a problemas como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

No hay que confundir estos resultados con una “carta blanca” para los fumadores con un perfil genético más resistente, “nuestra investigación ayuda a decirnos por qué [hay gente más y menos predispuesta], y sienta las bases para encontrar mejores medios de prevención y tratamiento. Dejar de fumar es la mejor forma de prevenir los problemas relacionados con el tabaco” dice Martin Tobin de la Universidad de Leicester.

“Los medicamentos que usamos para prevenir o tratar las enfermedades operan sobre las proteínas de nuestro cuerpo y nuestros genes influyen en la producción de proteínas. Entender como afectan los genes a la addicción al tabaco ysus consecuencias nos puede ayudar a crear tratamientos más precisos y mejores que podrían ser más efectivos y tener menos efectos secundarios” explica Ian Hall de la Universidad de Nottingham.

El estudio fue presentado este lunes en la reunión de la European Respiratory Society, en Amsterdam y ha sido publicado en The Lancet