Última hora

Última hora

Desencanto y hastío ante las elecciones portuguesas del domingo

Desencanto y cansancio. Estos dos sentimientos son con los que este domingo acudirán a las urnas los portugueses. Desencantados de una clase política

Leyendo ahora:

Desencanto y hastío ante las elecciones portuguesas del domingo

Tamaño de texto Aa Aa

Desencanto y cansancio. Estos dos sentimientos son con los que este domingo acudirán a las urnas los portugueses.

Desencantados de una clase política que se ha dedicado a discutir en los últimos meses si la recuperación es o no real y cansados de cuatro años de austeridad que han supuesto un deterioro general general de la economía portuguesa y de los servicios públicos en particular.

“No espero que nada mejore. Las cosas no van a ir a mejor. Son todos unos ladrones”, decía una señora mayor en Lisboa.

“No tengo ninguna esperanza. Todos se engañan los unos a los otros. No creo que pase nada bueno tras las elecciones”, añadía otro vecino de la capital.

Todas las encuestas dan un empate técnico a los dos partidos que llevan dominando la política portuguesa durante estos cuarenta años de democracia.

La coalición conservadora liderada por el actual primer ministro, Pedro Passos Coelho, tiene una ligera ventaja sobre el Partido Socialista de António Costa. Estos mismos sondeos dan a los comunistas y al marxista Bloque de Izquierda entre el 10% y el 15% de los votos.

Todos los analistas coinciden en que el 25% de indecisos determinará el desenlace de la contienda.