Última hora

Última hora

La vida cotidiana de los palestinos en Cisjordania entre esperanza y fatalismo

Reportaje en Tulkarem y Nablús de nuestro enviado especial Mohammed Shaikhibarhim.

Leyendo ahora:

La vida cotidiana de los palestinos en Cisjordania entre esperanza y fatalismo

Tamaño de texto Aa Aa

El estancamiento crónico del proceso de paz palestino israelí se deja sentir con toda su dureza en los territorios palestinos, donde la situación política social y económica empeora año tras año. En Tulkarem, la construcción del muro de seguridad en 2003, interrumpió los intercambios Israel disparando la crisis económica. Según las cifras más optimistas, la tasa de pobreza en Cisjordania ronda el 60%.

La presencia de la Autoridad Nacional Palestina no cambia las cosas sustancialmente. Los controles israelíes entre las ciudades y las incursiones del ejército marcan el ritmo de la vida cotidiana. Aspectos tan fundamentales como la seguridad o el control del agua están en manos de Israel, mientras que el papel de la Autoridad Palestina se reduce a la gestión de los asuntos cotidianos de la población.

“Desde 1967 hasta ahora, asegura un joven palestino, nuestra vida ha empeorado cada vez más. Unos quieren una confrontación abierta, luchar. Otros no, otros lo único que quieren es sobrevivir, porque nuestra situación en general es muy mala”.

Los incidentes de las últimas semanas en la Explanada de las Mezquitas hacen temer el estallido de una nueva Intifada, que dificultaría más si cabe la vida cotidiana. Las dos anteriores se tradujeron en restricciones de movimientos más severas durante meses y en el casi bloqueo de la entrada de bienes de primera necesidad.

El fatalismo cunde entre los palestinos, que hablan de un día a día marcado por enfrentamientos, huelgas, Universidades que cierran…La gente se pregunta si es una nueva Intifada o no, comenta un joven de Nablús, y los empleados se preguntan si cobraran su sueldo a finales de mes y este es básicamente nuestro día a día en Palestina.

Todos los jóvenes que han hablado con euronews coinciden en que la vida diaria en Palestina está marcada por la ocupación israelí y en nefasta situación económica y en el elevadísimo paro. Más que suficiente para que se instale un cierto fatalismo.

Según un reciente sondeo del Centro Palestino de Investigación, el 42% de los palestinos creen que la la mejor forma de conseguir un Estado es la acción armada, mientras que el 29% apuestan por las negociaciones.

Mohammed Shaikhibrahim, euronews:
“Por débil que sea, la esperanza de los palestinos de un futuro mejor tras décadas de sufrimiento es lo que les mantiene en pie, porque como dicen con resignación, no tienen más remedio que ser pacientes”.