Última hora

Última hora

La UE promete más ayuda fuera de sus fronteras para combatir la crisis de los refugiados

La Unión Europea se compromete a ampliar la cooperación con los países de los Balcanes occidentales y el Mediterráneo oriental para mitigar la crisis

Leyendo ahora:

La UE promete más ayuda fuera de sus fronteras para combatir la crisis de los refugiados

Tamaño de texto Aa Aa

La Unión Europea se compromete a ampliar la cooperación con los países de los Balcanes occidentales y el Mediterráneo oriental para mitigar la crisis de los refugiados. Los participantes en la conferencia internacional que se ha celebrado en Luxemburgo han hecho especial hincapié en proporcionar incentivos económicos a Turquía, Jordania y Líbano. Y han ofrecido un mayor apoyo técnico a los nuevos países de tránsito en la ruta hacia Europa.

“Los países balcánicos nos piden una mayor cooperación”, resumía la jefa de la diplomacia Europea, Federica Mogherini, “pertenezcan estos o no la UE. Y obviamente es algo que no sólo respaldamos, sino que además nos alegramos de escuchar en este foro”.

Un foro en el que también se han vivido momentos de tensión, cuando el ministro húngaro de Exteriores anunció que la República Checa, Eslovaquia y Polonia habían ofrecido ayuda policial unilateralmente para patrullar la frontera entre Hungría y Coracia, dos Estados miembros.

“Creo que es una idea horrible”, sentenciaba Vesna Pusić, titular de Exteriores croata. “Lo que necesitamos es que todo el mundo trabaje coordinado, como se ha hecho hasta ahora. Y no de manera independiente. Porque se trata de un problema común a todos y sería un error no entenderlo así”.

Ahora habrá que ver en qué se traducen los compromisos alcanzados y cómo se aplican. Y si esta cumbre será de verdad un punto de inflexión en la crisis, ya que si este encuentro ha sido etiquetado por las autoridades comunitarias como de alto nivel, lo cierto es que Turquía sólo ha enviado a su viceministro de Exteriores, y Líbano y Jordania, a representantes de menor rango aún. Algo que resulta llamativo teniendo en cuenta que, según Bruselas, estos tres países son clave, tanto a la hora de afrontar el problema como de encontrar la solución.