Última hora

Última hora

Nepal, seis meses después

Aumenta la preocupación por las comunidades afectadas por el terremoto de abril ante la llegada del invierno. Según la ONU, las ONG trabajan a contra

Leyendo ahora:

Nepal, seis meses después

Tamaño de texto Aa Aa

Aumenta la preocupación por las comunidades afectadas por el terremoto de abril ante la llegada del invierno.

Según la ONU, las ONG trabajan a contra reloj para conseguir hacer llegar suministros básicos a las poblaciones más afectadas antes de que lleguen las bajas temperaturas.

Cientos de miles de personas siguen aún sin hogar seis meses después de que el seísmo de magnitud 7.8 se cobrara la vida de más de 8.500 personas.

El periodista de Kathmandu Post, John Narayan Parajuli, afirma que el país no ha hecho grandes avances desde el desastre del 25 de abril:

“La recuperación es muy lenta. En realidad el Gobierno no ha podido hacer mucho a excepción del dinero que recibió al principio, que se destinó a refugios temporales tras el período de búsqueda y rescate. Mientras que la ONU y las ONG están sobre el terreno no existe un gobierno que dirija los trabajos de recuperación y reconstrucción, no hay dirección”.

“El Gobierno no ha podido acceder a los 3.880 millones de euros que recibió en junio de ayuda internacional, ni tampoco ha conseguido crear mecanismos e identificar proyectos a los que destinar ese dinero”, explicaba.



Además, Nepal se encuentra sumido en un grave conflicto interno por la nueva Constitución del país, que ha provocado violentos enfrentamientos en el sur. Al menos 45 personas han muerto en las protestas contra la división territorial establecida en la nueva Constitución del país.

Las manifestaciones está generando otra crisis en Nepal, la de combustible. El país, sin salida al mar, depende del suministro de China y la India. El terremoto cortó las vías de acceso en abril y desde hace varios días, el bloqueo en la frontera con la India ha dejado al país sin combustible.

“La versión oficial de la India”, afirma Parajuli “es debido a su preocupación por la seguridad de sus transportistas por el conflicto al otro lado de la frontera. Sin embargo, el verdadero motivo es que la India no está contenta con que la nueva Constitución no recoja las preocupaciones de la población Madhesi que vive en el sur de Nepal”.

Carrera contrarreloj

La ONU afirma que el corte de combustible está haciendo imposible la distribución de millones de toneladas de suministros básicos para las poblaciones afectadas por el seísmo. Aseguran que es vital llevar la ayuda antes de finales de octubre ya que los pasos en el Himalaya podrían quedar cerrados al tráfico por la nieve.

La organización humanitaria Mercy Corps dice que la crisis de combustible está incrementando el precio de los alimentos básicos impidiendo la recuperación del país.

Según Parajuli, más de dos millones y medio de personas se quedaron sin hogar tras el terremoto de abril. “Algunos han encontrado acogida en casa de familiares y amigos”, dice “pero son muchos los que aún no tienen un hogar y se aproxima el invierno”.

Investigación de Chris Harris