Última hora

Última hora

Turquía y el equilibrio entre la UE y Oriente

Tras meses de bloqueo de las negociaciones de adhesión de Turquía a la Unión Europea y en plena crisis migratoria, la canciller alemana, Angela

Leyendo ahora:

Turquía y el equilibrio entre la UE y Oriente

Tamaño de texto Aa Aa

Tras meses de bloqueo de las negociaciones de adhesión de Turquía a la Unión Europea y en plena crisis migratoria, la canciller alemana, Angela Merkel, hizo una visita relámpago al país otomano la semana pasada para pedir que contenga el mayor número de refugiados posible a cambio de reactivar el proceso de adhesión.

Desde el inicio de la guerra en Siria, 2,2 millones de refugiados han llegado a Turquía, la mayoría de los cuales se encuentran dispersos en las grandes ciudades al estar de paso. Su sueño es Europa. Sin embargo,Europa quiere que Turquía los retenga a cambio de ayuda financiera.

“Las exigencias de Europa deben ser compatibles con las nuestras”. Es algo que nuestros socios aceptaron durante las conversaciones que mantuve en Bruselas la semana pasada. El problema no se puede resolver sin Turquía, por lo tanto, ¿por qué no admiten a Turquía en la Unión Europea?”, se preguntaba el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Una pregunta que llega en el momento oportuno. En plena crisis política, Erdogan quiere aprovechar esta nueva perspectiva y las promesas de la UE para sacar partido de ello de cara a las elecciones. Aun así, Turquía no fue invitada en la última cumbre de los 28 sobre la crisis migratoria.

Euronews ha entrevistado a Didier Billion, director adjunto del Instituto de Relaciones Internacionales y Estratégicas (IRIS), experto en asuntos europeos y en Turquía.

Arzu Kayaoglu, euronews:
Didier Billion, gracias. Vamos directamente al tema que nos ocupa.

euronews:
Desde hace algunos años, habíamos casi olvidado el asunto de la adhesión de Turquía a la Unión Europea. Las negociaciones estaban casi paralizadas. Aunque de repente con el trasfondo de la crisis de los refugiados, Angela Merkel ha vuelto a poner el tema sobre la mesa. ¿Se trata en su opinión de un caso de oportunismo político o esto ya figuraba en la agenda europea?

Didier Billion:
“Evidentemente esto está totalmente ligado con la situación política y con el desafío que la crisis migratoria supone para la Unión Europea. La Unión Europea comprende, por fin, que Turquía es un país indispensable para el buen equilibrio, no únicamente en cuanto a la gestión de los flujos migratorios sino también para toda una serie de asuntos políticos. Y como por casualidad Merkel se ha tomado la molestia de hacer un viaje oficial a Ankara y a Estambul. Aunque uno puede estar en desacuerdo con el momento elegido porque Turquía está en un periodo electoral y Merkel podría haber esperado a que las elecciones del 1 de noviembre se hubieran celebrado”.

euronews:
Los derechos humanos, la democracia, la libertad de expresión. Sobre estos temas, Turquía es a menudo criticada. Con todo, parece que Europa no da ningún paso en la materia. ¿Sobre estos temas, hay un desinterés de Europa respecto a Turquía?

Didier Billion:
“Se puede discutir sobre los derechos democráticos, sobre los atentados contra las libertades públicas. Se debe hacer. Aunque se debe hacer sin instrumentalizar las cosas. Algunos consideran, por ejemplo, que hay que romper todas las relaciones con Turquía precisamente porque hay atentados contra los derechos humanos. Yo pienso que esta es una postura equivocada. Precisamente como hay atentados contra los derechos humanos y las libertades democráticas hay que insistir, relanzar un diálogo y unas negociaciones dignas de este nombre. Pero no se puede mantener una posición moral respecto a Turquía, se precisa un razonamiento político”.

“Es decir, relanzar los acuerdos, relanzar las negociaciones y en el marco de estas negociaciones abordar todos los temas. Estoy muy preocupado por la política del presidente Erdoğan que había hecho progresar el país gracias a los buenos resultados económicos de los últimos años, que habían consolidado el papel internacional de Turquía con multitud de iniciativas positivas de mediación, etcétera. Desafortunadamente, todo esto se ha ido por la borda, es decir, Erdoğan está en la lógica del enfrentamiento, de la polarización, con una estrategia política de tensión y, evidentemente, Turquía en estos momentos atraviesa por un mal momento”.

euronews:
Por su parte, ¿se aleja Turquía de Europa para acercarse, por ejemplo, a la Organización de Cooperación de Shangái?

Didier Billion:
“No, pienso que no es más que una ilusión, si bien es cierto que Erdoğan, efectivamente, dijo hace algunos meses que si la Unión Europea no quería más a Turquía, entonces, presentaría una solicitud de adhesión a la Organización de Cooperación de Shanghái cuyos miembros no están ni mucho menos abiertos a una candidatura de Turquía. Turquía puede continuar teniendo unas verdaderas relaciones, dignas de este nombre, con la Unión Europea pero además desplegar su política hacia nuevos horizontes como Oriente Medio, el Cáucaso, Rusia, etcétera”.

euronews:
¿El resultado de las elecciones anticipadas del 1 de noviembre puede cambiar las relaciones entre la Unión Europea y Turquía?

Didier Billion:
“Sea cual sea el escenario el 2 de noviembre, sean cuales sean los apoyos de las fuerzas políticas, o la eventual necesidad de recurrir a un gobierno de coalición, pienso que es imperativamente necesario que se puedan reanudar verdaderas negociaciones con la Unión Europea. Angela Merkel ha dicho, durante su estancia en Turquía, que era favorable a la reapertura de numerosos capítulos que estaban congelados desde hace muchos años. Tanto mejor, pienso que la reapertura de un proceso real ayudará a Turquía a superar las dificultades por las que atraviesa actualmente”.

euronews:
Didier Billion, director adjunto del Instituto de Relaciones Internacionales y Estratégicas (IRIS), especialista en Turquía y en la Unión Europea, gracias por haber respondido a nuestras preguntas.