Última hora

Última hora

Bruselas advierte a sus socios que "las vallas no tienen cabida en Europa"

¿Tiene algún sentido levantar vallas para solucionar la crisis de los refugiados? Esa es la pregunta que se hacen en estos días muchos líderes del

Leyendo ahora:

Bruselas advierte a sus socios que "las vallas no tienen cabida en Europa"

Tamaño de texto Aa Aa

¿Tiene algún sentido levantar vallas para solucionar la crisis de los refugiados? Esa es la pregunta que se hacen en estos días muchos líderes del viejo continente. Por ejemplo en Eslovenia donde el flujo de personas que llegan no ha cesado en las últimas semanas. Algunas voces sugieren la construcción de vallas en el país. Algo que el primer ministro descarta de momento.

“Déjeme volver a decirle que Eslovenia no quiere vallas. No queremos muros entre los países europeos. Si Eslovenia se viera obligada a ello, estaríamos preparados para hacerlo mañana mismo, levantando los obstáculos pertinentes en la frontera con Croacia y de este modo dirigir a los migrantes a los puntos fronterizos con lo que la situación sería más manejable”, apunta el primer ministro esloveno Miro Cerar.

Mientras tanto, este miércoles han llegado a Eslovenia estos cinco policías alemanes. Son la avanzadilla de los cerca de 400 prometidos por Bruselas. Agentes de países como Italia, Francia o España tal y como detalla la embajadora alemana en este país de los Balcanes.

“Lo que tenemos que hacer en este momento es hacer frente a la situación de manera conjunta. El domingo tuvimos un exitoso encuentro en el que se fijaron 17 puntos que ahora hay que implementar. Por eso han llegado aquí estos agentes y en los próximos días llegaran más procedentes de otros países europeos y que la situación sea segura”, señala Anna Elisabeth Prinz.

Mientras tanto en Austria el canciller se ha visto obligado a contradecir a su ministra del Interior que horas antes había sugerido el levantamiento de una valla para gestionar el flujo de refugiados. En una conversación telefónica el presidente de la Comisión Europea y el líder austriaco han coincidido en señalar que este tipo de instrumentos “no tienen cabida en Europa”.