Última hora

Última hora

Una alianza internacional incómoda contra Dáesh

Francia intensifica sus bombardeos contra Dáesh, el autodenominado Estado Islámico, en su feudo de Raqqa, en Siria. Desde octubre, cuando París se

Leyendo ahora:

Una alianza internacional incómoda contra Dáesh

Tamaño de texto Aa Aa

Francia intensifica sus bombardeos contra Dáesh, el autodenominado Estado Islámico, en su feudo de Raqqa, en Siria. Desde octubre, cuando París se unió a la coalición en Siria, los cazas franceses habían realizado únicamente cinco ataques en este país, mientras que en Irak llevaba participando más de un año. Sin embargo, los atentados del viernes 13 en la capial francesa han cambiado todo.

El lunes, ante el Congreso reunido en Versalles, el presidente francés François Hollande hizo un llamamiento a la creación de una alianza de una naturaleza totalmente nueva contra el grupo extremista: “Hace falta una unión de todos aquellos que pueden realmente luchar contra este ejército de terroristas en el marco de una gran y única coalición. Con este espíritu me reuniré los próximos días con el presidente Obama y el presidente Putin para unir nuestras fuerzas”, dijo Hollande.

Cuatro días después de los atentados de París y después de una conversación telefónica con Hollande, el presidente ruso Valdímir Putin daba órdenes a sus fuerzas militares para que se coordinasen con las francesas, cuyo portaaviones Charles de Gaulle deberá llegar al Mediterráneo oriental en los próximos días.

“Pronto una fuerza naval francesa, liderada por un portaaviones, pasará a formar parte de vuestra operación. Debéis establecer contacto directo con los franceses y trabajar con ellos como aliados”, explicaba Putin a los responsables militares.

Desde septiembre Rusia está llevando a cabo su propia campaña de bombardeos en apoyo al presidente sirio Bachar al-Asad. Sin embargo, la confirmación del origen terrorista de la catástrofe del avión ruso en el Sinaí el 31 de octubre, un atentado cuya autoría fue reivindicada igualmente por Dáesh, ha puesto al grupo en el punto de mira de Moscú.

“No debemos ponernos limitaciones de tiempo. Debemos conocer a todos ellos por su nombres, buscarlos por todas partes, donde sea que se estén escondiendo. Debemos encontrarlos en cualquier parte del planeta y castigarlos”, declaró Putin tras confirmarse la hipótesis del atentado.

Turquía también ha intensificado su combate contra el grupo Estado Islámico desde julio, cuando sus cazas comenzaron a bombardear a los yihadistas en Siria y Ankara abrió sus bases a los aviones de la coalición liderada por Estados Unidos. Turcos y estadounidenses anunciaron este miércoles que van a intensificar sus operaciones en los aproximadamente 100 kilómetros de la frontera turco-siria, entre Azaz y Jarablus, que aún están bajo control de los extremistas.

“Tengo la firme convicción de que necesitamos actuar contra Dáesh en Siria”. Con estas palabras, el primer ministro británico David Cameron decía por su parte el martes que va a pedir al Parlamento un plan contra el grupo extremista que incluya ataques aéreos en Siria. La RAF ya participa en los bombardeos en Irak.