Última hora

Última hora

COP21: manifestaciones pacíficas y violentas en París a pesar de la prohibición

La policía antidisturbios ha dispersado en París una manifestación no autorizada en La Plaza de la República la víspera del inicio de la cumbre del

Leyendo ahora:

COP21: manifestaciones pacíficas y violentas en París a pesar de la prohibición

Tamaño de texto Aa Aa

La policía antidisturbios ha dispersado en París una manifestación no autorizada en La Plaza de la República la víspera del inicio de la cumbre del clima. Los agentes han respondido con gases lacrimógenos al lanzamiento de zapatos y botellas de vidrio, por parte de militantes radicales con la cara cubierta.

Ignorando la prohibición de manifestarse, instaurada tras los atentados del 13-N, varios centenares de personas se reunieron en esta plaza, convertida en lugar de peregrinaje para rendir homenaje a las víctimas de los atentados.

Una parte de ellos se enfrentó a los antidisturbios gritando “Estado de emergencia. Estado policial. No nos quitarán el derecho a manifestarnos”.

(Manifestación prohibida en República, elementos violentos atacan a las fuerzas del orden).

Antes, entre 10.000 personas, según los organizadores —Attac y Alternatiba—, y la mitad según la Policía, venidas de toda Europa, se daban la mano por el clima sobre las aceras de París.

(10.000 personas de la mano para hacerse cargo del planeta).

La cadena humana iba de la misma Plaza de la República hasta la Plaza de la Nación, el recorrido que debía seguir la marcha por el clima, anulada tras los atentados.

Miles de zapatos habían tomado esa Plaza de la República, horas antes, como alternativa a dicha marcha para denunciar el cambio climático. Los zapatos del papa o del secretario general de la ONU se encontraban allí.

(Los zapatos del papa se han unido a otros miles en París #ClimateMarch incluidos los de Ban Ki-moon y Vivienne Westwood).

Mientras, varios mandatarios extranjeros, como el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, o la presidenta chilena, Michelle Bachelet, han rendido homenaje a las víctimas de los atentados de París ante la sala Le Bataclan, donde se produjo la peor masacre de los ataques yihadistas del 13 de noviembre.