Última hora

Última hora

El Banco Mundial apuesta por una economía verde

Con la apertura de la Conferencia Internacional del Clima en París, el cambio climático centra los debates internacionales. Con motivo de esta cita

Leyendo ahora:

El Banco Mundial apuesta por una economía verde

Tamaño de texto Aa Aa

Con la apertura de la Conferencia Internacional del Clima en París, el cambio climático centra los debates internacionales. Con motivo de esta cita, euronews ha entrevistado al presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim. Esta institución apuesta por una política más ecológica en África. Jim Yong Kim ha hablado también de las perspectivas económicas para los próximos meses.

euronews:
El Banco Mundial ha puesto en marcha un nuevo plan para África, el Plan de Negocios del Clima en África. ¿Nos puede explicar qué es?

Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial:
“Lo que es, es que nos comprometemos, los próximos cuatro años, con 16.000 millones de dólares adicionales para ayudar a África con este plan. Debemos llevar a cabo toda una serie de cambios.
Los planes africanos son en gran medida sobre la adaptación.
Por ejemplo, África está perdiendo tierras progresivamente, la tierra se está deteriorando, está en proceso de desertificación. Por lo que nosotros apoyamos la denominada muralla verde, que consiste en construir literalmente una muralla verde para proteger las tierras cultivables y evitar que dejen de ser fértiles. Tenemos que adaptarnos mejor a los fenómenos meteorológicos extremos, por ejemplo, con acciones simples, como los sistemas de alerta en caso de que las condiciones meteorológicas extremas puedan tener un gran impacto. Y por último necesitamos más información porque tenemos que entender realmente en qué punto de adaptación al cambio climático estamos, ya sea con una agricultura más resistente, con mejores carreteras que estén operativas en caso de inundaciones o transformando las ciudades en lugares más limpios y habitables. Estas son las cosas que tenemos que entender y por eso necesitamos datos. Necesitamos tener un mayor conocimiento para ayudar a África a dar el siguiente paso.
Todo esto forma parte del plan. También vamos a aumentar nuestra financiación para las energías renovables. La demanda de energía renovable en África es muy alta, pero a veces la financiación no está disponible. Tenemos que encontrar formas de proporcionarla a muy bajo coste para que pueda haber más inversión en energías renovables”.

euronews:
¿Por qué centrarse específicamente en África?

Jim Yong Kim:
“Nuestra preocupación y la de los países africanos era que la reunión y el debate sobre el cambio climático fuera a estar centrada en la reducción de la cantidad del dióxido de carbono en beneficio de los países ricos. Y los países pobres estaban diciendo: ‘¿Qué pasa con nosotros, no somos quienes enviamos el dióxido de carbono a la atmósfera y somos quienes más lo sufrimos? Estamos bajo la espada de Damocles’.
Si ese es el caso, se puede hacer algo fuera de estas reuniones que sería muy positivo para África y creemos que lo es.
Pensamos que necesitamos un compromiso mucho mayor para ayudar a África a adaptarse al cambio climático y al mismo tiempo a impulsar las energías limpias para alimentar el crecimiento y el desarrollo de África.
África ha crecido muy rápidamente y la única cosa que ha limitado su desarrollo es el acceso a la energía. Así que ahora tenemos que encontrar la manera de satisfacer las necesidades de energía, pero de una manera más limpia. No va a ser fácil, aunque, por otro lado, la tecnología está ahí y creemos que podemos lograr la financiación también”.

euronews:
Hablamos de 16.000 millones de dólares. ¿Cómo lograrlos?

Jim Yong Kim:
“No sólo estamos pidiendo el dinero, sino que estamos poniendo un tercio. De los 16.000 millones de dólares, 5.700 millones provendrán del Banco Mundial. Lo que estamos diciendo a los países que tienen planes es que nosotros ponemos el primer tercio del dinero y creemos que todo el mundo debe intensificar y apoyar el resto del plan”.

euronews:
¿Es optimista?

Jim Yong Kim:
“¡Totalmente!”.

euronews:
Sobre la economía global. ¿Cuáles son sus perspectivas para 2016?

Jim Yong Kim:
“El crecimiento vuelve a ser decepcionante. El único país, la única economía avanzada que parece seguir haciéndolo bien, es Estados Unidos. Por supuesto, ha habido señales fuertes de que la Reserva Federal estadounidense podría aumentar sus tipos de interés en diciembre. También estamos viendo un enorme éxodo de capitales de los mercados emergentes por lo que la demanda de nuestro capital ha aumentado enormemente.
Ahora debemos implicarnos porque los bancos se van de los mercados emergentes y los países en desarrollo. Ahora tenemos que interpretar nuestro papel cíclico y proporcionar financiación.
Todo esto está ocurriendo en un período difícil, pero creemos que también es una oportunidad, especialmente en términos de repensar cómo invertimos en estos países en desarrollo. Si ahora podemos avanzar hacia una energía más limpia, si ahora podemos avanzar hacia el tipo de actividades que a la vez desarrollen el país y frenen el impacto del cambio climático, entonces creo que vamos a estar en una gran posición.
Todas nuestras estimaciones de crecimiento habían bajado un poco en los mercados emergentes. Rusia y Brasil son los países que más preocupan en este momento”.

euronews:
¿Cómo describir estas economías: frágiles, en el camino de la recuperación o cada vez más fuertes?

Jim Yong Kim:
“Simplemente podríamos decir: decepcionantes. Los países de los mercados emergentes se encuentran en la misma posición que a finales de los 90 o de los 80. Los bancos centrales son independientes, hay más legislación fiscal… Pero esperamos una vez más que los mercados emergentes, que impulsaron el crecimiento mundial entre 2008 y 2014, tengan un crecimiento más lento este año y que los precios de las materias primas probablemente se mantengan bajos algún tiempo. Vemos que la desaceleración continuará por lo menos el año que viene”.

euronews:
¿Qué consejo daría a los líderes para que tengan cuidado en los próximos meses?

Jim Yong Kim:
“Pendientes de la subida de los tipos de interés de la Reserva Federal estadounidense, cada líder debe pensar cuidadosamente sobre sus planes para el presupuesto y para la economía.
Muchos países se enfrentan a cambios estructurales, a las reformas estructurales que debían de haber hecho desde hace tiempo: mejorar el entorno empresarial, invertir en educación… y todo el tipo de cosas que los diferentes países tienen que hacer.
Desde hace mucho tiempo decimos que ahora es el momento de hacerlo. Estamos ante un aumento de los tipos de interés de la Reserva Federal, pero no estamos seguros de si ocurrirá.
Los países en desarrollo deben enviar señales muy claras. La incertidumbre política en los países en desarrollo va a afectar al coste de sus préstamos, va a afectar a la circulación de capitales dentro o fuera de sus territorios.
Deben ser claros respecto a sus intenciones políticas, emprender reformas estructurales cuando sea necesario, reconstruir los amortiguadores fiscales allí donde puedan, y deben prepararse, prepararse para lo que podrían ser unas condiciones más difíciles durante el próximo año”.