Última hora

Última hora

"No hay un plan B, tampoco un planeta B"

Cientos de militantes ecologistas han escenificado las líneas rojas que la sociedad civil no permitirá que se superen. E papel de las energías

Leyendo ahora:

"No hay un plan B, tampoco un planeta B"

Tamaño de texto Aa Aa

Cientos de militantes ecologistas han escenificado las líneas rojas que la sociedad civil no permitirá que se superen. E papel de las energías fósiles es fundamental ya que los países ricos se niegan a pagar por los efectos que ya han causado en los países más expuestos al cambio climático.

“Simbolizamos aquí los límites que los que toman decisiones no deben superar. No cesamos de exponer los puntos calientes de estas negociaciones como el tema de la justicia climática, la financiación. Seguiremos insistiendo en la necesidad de no superar estas líneas rojas”, comenta un militante ecologista francés.

“Este es nuestro deseo para alcanzar un acuerdo, si no obtenemos justicia, ahora, será muy tarde, no hay un plan B porque tampoco tenemos un planeta B”, comenta otra militante.

Pese al Estado de Emergencia impuesto en Francia tras los atentados del día 13 de noviembre, los militantes ecologistas quieren mostrar su oposición a un acuerdo que esté lleno de promesas sin caracter vinculante en el terreno de las indenmizaciones a los países que sufren de lleno las consecuencias del cambio climático, por ejemplo.