Última hora

Última hora

Cameron llega a Bruselas con su propuesta de permanencia en la UE

El referéndum en el Reino Unido, la lucha contra el terrorismo, la crisis migratoria y los refugiados son los puntos clave en la última cumbre del año del Consejo Europeo.

Leyendo ahora:

Cameron llega a Bruselas con su propuesta de permanencia en la UE

Tamaño de texto Aa Aa

El referéndum en el Reino Unido, la lucha contra el terrorismo, la crisis migratoria y los refugiados son los puntos clave en la última cumbre del año del Consejo Europeo.

Los líderes de los Veintiocho discuten este jueves y el viernes cuestiones como la sustitución de la actual Agencia Frontex por un cuerpo europeo de guardias fronterizos.

Esta idea ha generado mucha controversia en países como Hungría o Polonia.

“Tenemos que analizar la propuesta más polémica, la de la creación de un cuerpo europeo de guardias fronterizos que entrarían en el territorio de Estados soberanos. Pero, Europa no puede permanecer vulnerable cuando los estados del espacio de Schengen no son capaces de proteger eficazmente sus fronteras” dice Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo.

El primer ministro británico David Cameron ha llegado a Bruselas para renegociar las condiciones del Reino Unido como miembro de la Unión Europea.

“No estamos presionando para llegar a un convenio esta noche, pero sí queremos dar un verdadero impulso y lograr nuestro objetivo. Voy a luchar duro esta noche por el Reino Unido y creo que vamos a llegar a un buen acuerdo”.

El líder del Partido Laborista británico Jeremy Corbyn, ve el referéndum como una cuestión de estrategia del partido conservador, más que una preocupación de todo el país.

“No estoy muy seguro de lo que (Cameron) quiere conseguir. En el fondo, esto no es acerca de las negociaciones que se están llevando a cabo aquí, es más sobre lo que está ocurriendo en el seno del partido conservador, en dónde muchas personas no quieren estar en la UE, no quieren saber absolutamente nada de Europa » dice Corbyn.

Según Cameron el referéndum, que ha recibido el visto bueno de la monarquía británica, se celebraría antes del fin de 2017.