Última hora

Última hora

"Grecia no quiere convertirse en un campo de concentración para humanos"

Con estas palabras ha reaccionado el ministro griego de Defensa ante las prisas de los países europeos por acelerar la apertura de los cinco hotspot

Leyendo ahora:

"Grecia no quiere convertirse en un campo de concentración para humanos"

Tamaño de texto Aa Aa

Con estas palabras ha reaccionado el ministro griego de Defensa ante las prisas de los países europeos por acelerar la apertura de los cinco hotspot para migrantes previstos en Grecia con ayuda de fondos europeos.

Panos Kammenos ha continuado diciendo que no permitirán que “Grecia funcione de espacio de almacenamiento para seres humanos”. “Ya hemos pagado un precio muy alto en medio de una crisis económica. El pueblo griego ha mostrado su compasión ayudando a los migrantes”, agregó el ministro de Defensa.

“Movimiento de Solidaridad del Egeo”, petición por su nominación al Nobel de la Paz

Una compasión que ha suscitado una gran admiración mundial. Una reciente petición por internet ha recogido 629 000 firmas para defender la nominación al Premio Nobel de la Paz de los “héroes del Egeo” (miles de griegos habitantes de las islas más cercanas a las costas turcas) por su labor en el rescate de miles de refugiados. La nominación ha sido auspiciada por el movimiento web global Avaaz y es apoyada por 18 diputados junto con académicos de 24 universidades de todo el mundo. Entre todos promocionan el “Movimiento de Solidaridad del Egeo”

Más de 62 000 migrantes llegaron a las costas griegas el pasado mes de enero, según la Organización Mundial de las Migraciones.

El ministro del Interior francés ha acudido, este jueves, al único hotspot que funciona plenamente, por ahora, el centro de Moria en la isla de Lesbos.

“Los países de la Unión Europea como Francia deben ayudar a Grecia, ese es el objetivo de mi visita. Los hotspots deben estar operativos lo antes posible para poder identificar a las personas de manera eficaz”, dijo Bernard Cazeneuve que aboga por un refuerzo del sistema de información Schengen.

La semana pasada varios de sus colegas europeos amenazaron con la exclusión de Grecia de Schengen si no consigue controlar el flujo migratorio.

“El flujo de refugiados y de inmigrantes ilegales deben ser gestionados desde los países de origen. La guerra en Siria debe acabar y, mientras tanto, debemos coordinarnos con los guarda costas turcos puesto que los migrantes proceden de allí”, aseguró Yiannis Mouzalas, ministro griego de Inmigración.

Hotspot, entre la definición y la realidad

El director del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres, reconoció, en septiembre, cuando se comenzó a formular la puesta en marcha de los hotspots, que estos lugares de recepción y registro de refugiados eran necesarios. Registro de refugiados implica expulsión de migrantes. En efecto, ACNUR estipula que “aquellos que no merecen una protección internacional y que no pueden beneficiarse de las condiciones que conlleva la migración legal deben ser ayudados a volver, rápidamente, a sus países de origen, en el respeto de los derechos humanos.”

El establecimiento de listas de países seguros como ya ha hecho la mayoría de países europeos (Alemania la última al incluir en esa lista tres países del Magreb, Argelia, Marruecos y Túnez, además de los países balcánicos) podría acelerar esta fase de registro en los “hotspots”, aunque el proceso para determinar si una personas merece el estatus de refugiado es más complejo.

El Gobierno de Grecia pretende poner en funcionamiento en 15 días cinco hotspots en las islas (Samos, Lesbos, Chios, Kos y Leros) y dos campos de realojamiento en la Grecia continental gestionados por el Ejército.

Esta nota enumera las reglas básicas al entrar en el campo de Moria (Lesbos), (como si de un camping se tratara). Fotografía tuiteada por la periodista francesa de RMC, Amélie Rosique:

El activista Michael Räber, miembro de la campaña #safepassagenow(pasages seguros ahora), publica, en su cuenta de twitter, una fotografía del hotspot de Moria. Un centro de registro bajo vigilancia de la policía griega y coordinado por ACNUR. Muchas ONG se quejan de no poder acceder al campo.

Josh Newton, experto internacional en agua y voluntario en Grecia, relata, a través de varias crónicas, su experiencia en el hotspot de Souda en la isla de Chios (“souda” significa fortaleza). Newton describe en qué consiste la gestión de las masas en un centro de registro para refugiados, “una combinación de diferencias culturales sobre la capacidad de la gente para esperar y los diferentes niveles de desesperación”.