Última hora

Última hora

Luz y educación, dos conceptos altamente ligados

En esta edición de Learning World nos adentramos en el poder que la luz tiene en la educación. ¿Qué papel juega en la escuela? Y, ¿qué solución hay

Leyendo ahora:

Luz y educación, dos conceptos altamente ligados

Tamaño de texto Aa Aa

En esta edición de Learning World nos adentramos en el poder que la luz tiene en la educación. ¿Qué papel juega en la escuela? Y, ¿qué solución hay para los colegios que no tienen electricidad? Vamos a ver algunas brillantes ideas que están marcando la diferencia.

Más de 60.000 escuelas en América Latina no tienen acceso a la electricidad. Sin embargo un proyecto está trabajando en este asunto en escuelas rurales y sus comunidades locales. Vamos a echar un vistazo a lo que sucede en República Dominicana.

La luz y su efecto en el aprendizaje

Siete de la mañana. A sus doce años Ángel Castillo comienza su día con un paseo hasta el colegio en mula. Siete y media de la mañana: La profesora Haidy Vizcaino es más afortunada. Tarda solo 10 minutos en llegar al colegio con su moto. Ocho de la mañana. Wilkin Moldán ya no va a la escuela. Se dispone a visitar a un cliente. Wilkin tiene ahora la oportunidad de aprender una profesión y grandes esperanzas de desarrollar un negocio.

Los tres viven en una remota área rural sin electricidad ni acceso a internet. Sus vidas han cambiado desde la legada de Lights to Learn un programa iniciado en 2012 por la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, Ciencia y Cultura. Un programa que proporciona energía solar a las escuelas.

Gracias a los paneles solares el colegio tiene ahora acceso a internet y así Haidy, profesora de francés, puede aprender más sobre nuevas tecnologías. Ella es una de los más de 1000 profesores y Winslandy es una de los más de 20.000 estudiantes que se benefician del programa “Lights to Learn”, implementado en casi 500 centros educacionales rurales que han sido equipados con paneles solares, ordenadores y acceso a internet.

El programa prioriza a la población autóctona, de ascendencia africana o en situación de vulnerabilidad. Su tarea principal es proporcionar una educación de calidad en comunidades rurales que tradicionalmente han sufrido bajos niveles educativos y altas tasas de deserción escolar.

La escuela se ha convertido en punto de encuentro y plataforma de desarrollo para toda la comunidad y una gran puerta al mundo exterior. A los adultos se les ofrece la oportunidad de mejorar su educación y escapar del aislamiento.

Con el objetivo de lograr la sostenibilidad se ofrecieron cursos para que la comunidad pudiera mantener e instalar los sistemas de energía solar. Incluso participaron profesores. Wilkin dio un paso adelante y ha utilizado lo aprendido para abrir un pequeño negocio.

El éxito de este programa es visible. En algunos países donde Lights to Learn se ha implementado en las escuelas rurales, las tasas de absentismo escolar se han reducido significativamente. Se ha convertido en una verdadera oportunidad para que las comunidades rurales puedan desarrollarse.

Regular la luz, una herramienta para aprender más y mejor

La luz puede afectar al aprendizaje. Eso es algo que los científicos han descubierto. Regular la luz puede, aparentemente, ayudar a los niños a aprender mejor, a cometer menos errores y a modular la hiperactividad de los estudiantes. En este reportaje viajamos a Alemania para ver como funciona.

Es un lunes lluvioso en Hamburgo y hay neblina. Los estudiantes están llegando poco a poco a la escuela de In-der-Alten-Forst. Los más pequeños están aún medio dormidos.

Con lo que denominan “luz de activación” la profesora Diane Kleiniche termina de despertar a los chavales de 3ºB.

Esta escuela pública es la única en Alemania que está totalmente equipada en todas sus clases con la denominada iluminación dinámica. Además de la “luz de activación” hay otras tres opciones que pueden ser dispuestas en función de las necesidades.

La profesora Diana Kleinicke cambia de luz hasta 15 veces al día. La eficiencia de este sistema ha sido probada por un estudio de la Universidad Clínica de Hamburgo Eppendrof que señala que los alumnos son hasta un 75% menos hiperactivos y cometen casi un 45% menos de errores en comparación con una clase que tiene una luz normal.

Según el estudio no solo el brillo sino también el color de la luz juega un importante papel. Si la luz es brillante y azulada, la hormona Cortisol se activa. De esta manera somos más eficientes y productivos.

A pesar de la positiva prueba científica sobre la influencia de la luz hay pocas escuelas equipadas con estos equipos, algo que lamenta el jefe de este estudio.

¿Qué opina de estas dos iniciativas? Nos gustaría escuchar su punto de vista. No olvide que puede interactuar con nosotros a través de las redes sociales.