Última hora

Última hora

Muere el ex ministro de Exteriores Hans-Dietrich Genscher, clave en la reunificación alemana

El ex ministro de Exteriores alemán Hans-Dietrich Genscher, clave en la reunificación alemana, murió a los 89 años en la localidad de Wachtberg-Pech

Leyendo ahora:

Muere el ex ministro de Exteriores Hans-Dietrich Genscher, clave en la reunificación alemana

Tamaño de texto Aa Aa

El ex ministro de Exteriores alemán Hans-Dietrich Genscher, clave en la reunificación alemana, murió a los 89 años en la localidad de Wachtberg-Pech.
El ex líder del Partido Liberal y director de la política exterior alemana durante más de veinte años falleció por un ataque cardíaco. Jugó un papel clave en 1990 en el proceso de reunificación alemana.

Hans-Dietrich Genscher fue el último jefe de la diplomacia de la República Federal alemana, y el primero de la Alemania unificada. En una Alemania dividida Genscher siempre fue favorable al diálogo entre el Este y el Oeste, lo que contribuyó al éxito del proceso de reunificación.

Hans-Dietrich Genscher, nació en 1927 en Halle. Muy joven y contra su voluntad sirvió en el ejército alemán, en la Luftwaffe.

Al acabar la guerra, estudió Derecho y Economía en la Alemania del Este. En 1952 huyó al Oeste, donde entró a formar parte del Partido Democrático Liberal.

En 1969, Genscher fue nombrado ministro de Interior en el gobierno social demócrata de Willy Brandt.

Y fue cuando ocupaba esa función que rechazó la propuesta de Israel de enviar sus fuerzas especiales para gestionar la toma de rehenes de los Juegos Olímpicos de Munich. Rescate fallido que acabó en un baño de sangre.

Siendo presidente de su partido, se convirtió en ministro de Exteriores y Vicecanciller en 1974 en el gobierno de Helmut Schmidt. Entonces participó en la famosa Ostpolitik, que promovía el diálogo y la distensión con la Unión Soviética.

Según la doctrina del “Genscherismo” Alemania podía ser un puente entre el Este y el Oeste. Una posición que a menudo irritó al gobierno de Reagan.

Genscher era favorable a la integración europea, que él veía como la clave del éxito de la reunificación alemana. También hizo campaña a favor de las reformas políticas en Polonia y Hungría.

La Historia le dió la razón, pues los gobiernos de la Europa del Este fueron derrocados, lo que condujo a la reunificación alemana.

Un momento clave fue su discurso del 30 de septiembre de 1989, en la Embajada alemana en Praga. Miles de ciudadanos del este de Alemania, a quienes no se les permitía entrar en la Alemania Occidental, se congregaron allí. Y fue Genscher quien anunció el acuerdo con las autoridades comunistas checoslovacas que permitía salir a los refugiados.

Más tarde, en 1990, Genscher negoció la reunificación con su homólogo de la Alemania del Este Markus Meckel.

A principios de los años 90, Genscher obtiene que Alemania reconozca a Croacia. Después que ésta última y Eslovenia declararan su independencia. Él consideraba que Yugoslavia no podía permanecer unida.

En 1992 dejó sus cargos y se retiró de la política activa.

Hans-Dietrich Genscher fue un socio clave para la canciller Angela Merkel en las conversaciones con el presidente ruso, Vladímir Putin. En particular, ayudó a coordinar la puesta en libertad del magnate Mijaíl Jodorkovski en diciembre de 2013.