Última hora

Última hora

Provocaciones de Corea del Norte, preámbulo al primer congreso del partido en 36 años

Corea del Norte sigue desafiando a la comunidad internacional con sus pruebas de misiles. Al lanzamiento fallido de un misil de medio alcance este

Leyendo ahora:

Provocaciones de Corea del Norte, preámbulo al primer congreso del partido en 36 años

Tamaño de texto Aa Aa

Corea del Norte sigue desafiando a la comunidad internacional con sus pruebas de misiles. Al lanzamiento fallido de un misil de medio alcance este jueves, le precedió otro fracaso el pasado sábado desde un submarino nuclear, lo que ha puesto al régimen de Pyongyang en una situación bochornosa a apenas una semana de celebrarse la reunión del Partido de los Trabajadores de Corea.

Esta escalada de tensión en la región ha enfureciendo incluso a China, principal aliado político y socio económico de Pyongyang.

“Como país vecino, China no permitirá en ninguno de los casos que se desate una guerra en la Península de Corea, dijo el presidente chino Xi Jinping. Si esto sucediera, no beneficiaría a nadie.”

En la dividida península crece la tensión desde que Pyongyang realizara su cuarta prueba nuclear con una bomba de hidrógeno el pasado 6 de enero.

Corea del Norte afirma que sus pruebas con misiles nucleares se justifican por la “política hostil” de Estados Unidos y ha propuesto poner fin a estas pruebas, si EE.UU. y Corea del Sur suspenden sus ejercicios militares anuales.

Algo que Washington no tiene la intención de hacer, teniendo en cuenta que Seúl espera en cualquier momento otra nueva provocación, a escasos días del Congreso del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte, el próximo 6 de mayo, que será el primero desde hace 36 años y está destinado a fortalecer el liderazgo de Kim Jong Un, así como el prestigio del partido, que ha sufrido un gran descenso en los últimos años, como explica Seo Jae-Pyoung, un desertor norcoreano:

“La afiliación al partido ha caído en picado en los últimos tiempos porque hubo mucha gente que murió en el periodo de hambruna. Incluso los miembros del partido creen que el hecho de estar afiliados no les servirá para poder comer y más bien piensan en ganar dinero en vez de en afiliarse al partido.”

Se espera que el Congreso apruebe las medidas políticas de Kim Jong-un para impulsar la capacidad nuclear coreana, e impulsar simultáneamente su desarrollo económico.

Algo sobre lo que muchos analistas se muestran escépticos, ya que la economía de Corea del Norte está asfixiada por las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU.

El crecimiento económico logrado por el régimen se limita a los vínculos comerciales con China.

Y aunque Pekín no está contenta con las ambiciones nucleares de Pyongyang, también es reacia a utilizar su influencia económica para castigar a Corea del Norte.

De hecho, en China temen que unas sanciones extremadamente duras pudieran desencadenar el colapso del régimen coreano, en cuyo caso el Norte podría ser absorbido por la República de Corea del Sur, un aliado de EE.UU..