Última hora

Leyendo ahora:

Brexit: ¿un golpe mortal o de suerte para la industria siderúrgica de Gales?

insiders

Brexit: ¿un golpe mortal o de suerte para la industria siderúrgica de Gales?

En asociación con

El grupo indio Tata Steel anunció su intención de vender o de cerrar todas sus plantas de producción en Gran Bretaña. Más de 15.000 empleados estarían amenazados de perder sus puestos.

Mark Turner, representante sindical: “La industria del acero en el Reino Unido está en una encrucijada. Esto podrá acabar con la producción, pero estamos aquí para que esto no suceda.”

Steve Davies, empleado del sector siderúrgico: “Durante mucho tiempo hemos pedido ayuda, pero nuestras peticiones llegan a oídos sordos. Nos han prometido cosas que no han llegado a buen término. Ahora es el momento de actuar y de avanzar.”

El acero de Port Talbot, fuente de ingresos de los galeses

El hecho de ser parte de la Unión Europea o no, ¿cambiará en algo el destino de los trabajadores de la industria siderúrgica en Gran Bretaña? Euronews visitó Port Talbot, ciudad portuaria al sur de Gales. Miles de empleos en toda la región dependen de la fábrica de aceros de esta ciudad.

Hace 37 años, Steve Davies empezó a trabajar como aprendiz en la fábrica. Sus padres trabajaban allí y actualmente su hijo también es empleado.

Steve Davies, empleado del sector siderúrgico: “Muchas personas trabajan aquí desde hace 4, 5 o 6 generaciones. Sin las acererías de Port Talbot, no hay ciudad. Las consecuencias serían catastróficas, todas las empresas irían a la quiebra. Las plantas siderúrgicas no serías las únicas afectadas. También los transportadores, todas las tiendas, los quioscos, las peluquerías. Debemos tener en cuenta todo lo que hay en torno a las acererías porque es lo que también se debe salvar. Por esta razón debemos quedarnos en la Unión Europea. Estamos buscando compradores potenciales, así que creo que es muy importante que ellos sepan que tenemos un pie en Europa.”

Devastado por la caída de la industria minera en los años 80 y el cierre de las plantas de acero a principios de este siglo, Gales se beneficia de importantes fondos estructurales europeos. Pero, para muchos de sus habitantes, esta ayuda no responde a la incertidumbre existente sobre el futuro económico de la región.

Muchos se mantienen escépticos frente a los alegatos europeos de un Gobierno, que según ellos, no hace nada para apoyar a la industria del acero británico.

Valérie Gauriat/euronews: “Los activistas pro-Brexit aseguraron que el 70% de la población local votaría a favor de la salida de la Unión Europea. Eso está por verse.”

Algunos partidarios del ‘Brexit’ dicen que quieren tomar ante todo una posición contra el Gobierno de Cameron.

Paul David Smith, propietario de taller: “El Gobierno no está haciendo nada para ayudarnos, se ensaña contra nosotros. Por eso nos levantamos ahora, para decirles que ya es suficiente. Votemos por la salida de la Unión Europea para poder caminar con nuestros propios pies. Tenemos que saber a dónde va el dinero. Hay que guardar el dinero que llega al Reino Unido y no darlo a la Unión Europea. Debemos poner al país de nuevo en sus propios pies.”

La compañía Tata Steel es el segundo productor de acero en Europa y exporta más del 40% de su producción. Para el economista David Blackaby, un ‘Brexit’ no acabaría con el sector, pero podría privarlo de sus principales mercados.

David Blackaby, economista: “Si nos vamos o nos quedamos en la Unión Europea, en todo caso siempre habrá una industria siderúrgica en el Reino Unido. Pero en caso de crecimiento, nuestra industria será más fuerte si nos quedamos en la UE. Muchas empresas y multinacionales se instalaron en esta parte del mundo gracias a ser parte de la Unión Europea. Si nos vamos, las inversiones en Gales van a disminuir, ya sea en la industria del acero, el sector automobilístico o en otros.

Los grupos pro-Brexit invaden las calles de Port Talbot

Los movimientos pro-Brexit de Port Talbot aseguran que el marco comunitario está hundiendo al sector siderúrgico en cuanto a las normas sobre la competencia, las ayudas estatales, la contratación pública y las medidas antidumping.

Llyr Powell, miembro de UKIP, pro-Brexit: “No muy lejos de aquí están construyendo un parque eólico con acero de China, debido a las normas de contratación pública. No podíamos exigir que utilizaran el acero de Port Talbot, que se produce aquí mismo! También están las tasas de impuesto de las empresas, no podemos rebajarlas a causa de la legislación europea sobre las ayudas estatales. Tampoco tenemos derecho a promover nuestras fábricas de acero.”

Morgan Brobyn, asistente regional de Gales y activista pro-Brexit: “El mayor problema son las normas europeas impuestas a las empresas, particularmente en el sector energético. Esto tiene un efecto perjudicial en todas las industrias que consumen mucha energía. Además, no podemos adoptar medidas antidumping sin el consentimiento de la Comisión Europea, es algo que le compete exclusivamente a la Unión Europea. Fuera de la UE, podríamos hacer referencia de nuevo a las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que nos permitirían imponer aranceles aduaneros más elevados. Así lo hacen en Estados Unidos para proteger su industria.”

Estados Unidos establece impuestos del 236% sobre las importaciones de acero chino, frente a un 20% en la Unión Europea… Un umbral que Bruselas quisiera aumentar.

Según Stephen Kinnock, diputado del Partido Laborista, la salida de la Unión Europea le costaría caro a una industria que exporta la mitad de su producción en la UE, sin barreras arancelarias.

Stephen Kinnock, miembro del Parlamento por la circunscripción de Aberavon: “Si nos vamos de la Unión Europea, tendremos que negociar un nuevo tipo de relación comercial. ¿Nos quedamos en el mercado único o no? Si no, ¿Cuáles serán los aranceles que tendremos que pagar?, ¿Cuál será el impuesto a las exportaciones de acero?, ¿Cuál será el impuesto por cada vehículo que exportemos y que representa una gran parte de la producción de la fábrica en Port Talbot? La mayoría de sus clientes son de la industria del automóvil. Es una situación que, en mi opinión, dará un duro golpe al sector.”

Al sur de Gales, el acero pasa entre las generaciones

Scott Bamsey es el representante más joven del sindicato de la fábrica de acero en Port Talbot. Varias generaciones de su familia han trabajado en el sector siderúrgico. Scott y su padre aseguran que un ‘Brexit’ sería algo muy arriesgado.

Scott Bamsey, representante sindical del sector siderúrgico: “Si nos vamos de Europa, no vamos a tener ningún control sobre lo que ellos decidan. Debemos permanecer en la UE y luchar contra el dumping de los chinos.”

Peter Bamsey, antiguo obrero de la fábrica de acero: “Tenemos que quedarnos en el mercado europeo. No vamos a tratar de ganar nuevos mercados en Asia, América o Canadá.

Scott Bamsey, representante sindical del sector siderúrgico: “Nuestra salida de Europa va a generar muchas incógnitas. Es más seguro quedarnos donde estamos. Si nos vamos, tendremos que encontrar nuevos acuerdos comerciales y esto no hará sino agravar una situación que ya es complicada. Creo que permanecer en la UE es la mejor opción para nosotros y para la industria del acero.”

siguiente artículo