Última hora

Leyendo ahora:

Albert Ogien: "Son movimientos que nacen de la aversión frente al mal funcionamiento del sistema"

insiders

Albert Ogien: "Son movimientos que nacen de la aversión frente al mal funcionamiento del sistema"

En asociación con

Siguiendo con el caso de España, en la alcaldía de Madrid Manuela Carmena tiene tres años para que el cambio que pidió la calle, el grito del movimiento de “indignados” al que ella también pertenece, sea palpable en la realidad del cambio.

Hemos hablado con Albert Ogien, sociólogo e investigador del Centro Científico y de Investigación Nacional francés en Paris.

Además de en Francia y España, ha habido otras movilizaciones ciudadanas en otros países europeos, ¿podemos decir que hay un movimiento en marcha?

El hecho de que el sistema de partidos, la democracia representativa, tras 70 años de existencia y paz después de la Segunda Guerra Mundial, esté un poco oxidado, explica que los ciudadanos no se reconozcan en la forma de gobernar de los políticos. Es un fenómeno muy generalizado en Europa. Además, hay partes en las que esta aversión frente al mal funcionamiento del sistema representativo ha sido traducido por la creación de partidos que intentan ejercer hoy el poder. Como Podemos, Cinco Estrellas en Italia, o de otra manera, Syriza en Grecia.

¿Por qué “Noche en pie” no logra reunir a tanta gente como vimos en España en su momento? ¿Cree que este movimiento está en declive?

Fue una sorpresa que apareciera. Sobre el número de personas que se reúnen, el hecho de que no sea tan numeroso como en Nueva York, Londres o España… este movimiento… de nuevo, es difícil cualificar a este movimiento. Es algo que apareció, un acontecimiento, un encuentro poco organizado, espontáneo, pero que nace de múltiples iniciativas realizadas por los ciudadanos de varios puntos de Francia, para debatir sobre cuestiones políticas que están ahí desde hace años.

Por lo que, de la misma manera que “Noche en pie” no nace en el momento en el que la gente ocupa la plaza de la República, no desaparecerá cuando no quede una persona en la plaza. La gente que participó en los grupos de reflexión, en el activismo, en la militancia, en todo tipo de manifestaciones, en todas partes de Francia volverán a manifestarse, mantendrán su activismo y sus acciones. El hecho de que el movimiento no exista más como tal en los medios de comunicación, por ejemplo, no quiere decir que los que quieren un cambio político no estén trabajando para lograrlo.

siguiente artículo